lunes, septiembre 25, 2006

Privatizaciones: lo que quiere el PAN; lo que sucedería

Con una nota y un video, La Jornada revela que en Canadá se reunieron en secreto, hace dos semanas, asesores de Felipe Calderón, ejecutivos de compañías estadunidenses y representantes del gobierno norteamericano para discutir, presumiblemente, en torno a la privatización del petróleo mexicano. En la columna México, S.A., a través del juicio del economista Joseph Stiglitz, se explica por qué la privatización de las industrias estatales no deviene en un auténtico beneficio para la totalidad de una población.

Verlo en el sitio original
Reunión secreta para ''profundizar la integración'' de América del Norte
Roberto González Amador
Se realizó en Canadá; fueron convocados tres de los principales asesores de Calderón
Participaron representantes de grandes corporaciones y del estamento militar estadunidense
Se habló de buscar una ''zona segura'' de abasto de petróleo para la economía de Washington
Tres de los principales asesores del presidente electo, Felipe Calderón, participaron hace menos de dos semanas en un encuentro secreto realizado en Canadá, donde representantes de grandes corporaciones y del estamento militar estadunidense plantearon ''profundizar la integración de América del Norte'' y crear una ''zona segura'' de abasto de petróleo para la economía de Washington.
Juan Camilo Mouriño, coordinador del equipo de transición de Calderón Hinojosa, cuya familia ha hecho fortuna a través de concesiones con Petróleos Mexicanos (Pemex), fue uno de los 17 invitados por parte de México al segundo Foro de América del Norte, llevado a cabo entre el 12 y el 14 de septiembre en el hotel Banff Springs, en la provincia de Alberta, Canadá, según la lista de asistentes revelada por grupos civiles preocupados por la realización secreta de un encuentro en que militares, funcionarios y empresarios discutieron temas de interés público.
Los otros dos asesores de Felipe Calderón que asistieron a la cita, según el listado difundido por medios de prensa canadienses y activistas sociales de ese país, fueron Arturo Sarukhán y Ernesto Cordero, consejeros de política internacional y asuntos económicos.
El encuentro fue copresidido por Pedro Aspe Armella, secretario de Hacienda durante el sexenio de Carlos Salinas; George Shultz, ex secretario de Estado de Estados Unidos, y Meter Lougheed, ex premier de Alberta. Estos tres personajes dirigen el Foro de América del Norte, entidad que de acuerdo con reportes de analistas canadienses no cuenta con sede oficial. Los gastos de la reunión fueron sufragados por los propios participantes.
La realización del foro en un ambiente secreto y sin que se informara públicamente de las deliberaciones, a pesar de la participación de personalidades públicas de México, Estados Unidos y Canadá, ha generado críticas en medios de discusión y análisis, en especial de Canadá, que han cuestionado también el que la prensa no reporte lo ocurrido en ese lujoso hotel de las montañas canadienses.
''Lejos de los reflectores, del 12 al 14 de septiembre, en Banff Springs, el ministro de Seguridad Pública, Stockwell Day, y el de Defensa, Gordon O'Connor (ambos de Canadá), se reunieron con funcionarios y empresarios de México y Estados Unidos para discutir la integración de Norteamérica, en el segundo Foro de América del Norte'', escribió el viernes pasado Maude Barlow, presidenta del Consejo de los Canadienses, la mayor organización de abogados defensores de derechos civiles en su país y conocida activista en pro de los recursos naturales, en especial del agua, así como acreedora en 2005 del Right Livelihood Award, conocido como el Nobel alternativo.
De acuerdo con documentos que escaparon al control de los organizadores, citados por Barlow, ''entre la lista de asistentes estuvieron prominentes figuras, como el secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld; el secretario mexicano de Seguridad Pública, Eduardo Medina Mora, y el general Rick Hillier, jefe de las fuerzas canadienses''.
La activista comentó que el tema fue la ''seguridad y la prosperidad de Norteamérica. No sorprende que bajo este tópico se incluyeran temas como Estrategia energética de América del Norte'', asunto de interés público del que no se informó nada.
''Altos ejecutivos del complejo industrial-militar y de las compañías petroleras estuvieron presentes en el foro, incluidos ejecutivos de Lockheed Martin, Chevron, Petróleos Mexicanos y Suncor Energy'', reportó por su parte Michel Chossudovsky, profesor de la Universidad de Ottawa, analista del Centro de Estudios sobre la Globalización y ex presidente de la Asociación Canadiense de Estudios Latinoamericanos y Caribeños.
''Ministros, generales de cinco estrellas, junto con altos ejecutivos de empresas con intereses en América del Norte se reunieron en el entorno confortable del hotel Fairmont Banff Springs'', reportó. Esta ''junta secreta'' se enfocó en buscar maneras de ''profundizar la integración'' de la subregión, lo que debe entenderse como ''ceder soberanía nacional en favor de una Norteamérica más fuerte''.
Según este especialista, el término ''profunda integración'' de la subregión fue enunciado primero por el Grupo Independiente de Trabajo de América del Norte (GITAN).
Este organismo es patrocinado por el Consejo de Relaciones Internacionales (CFR, por sus siglas en inglés), representado en México por el embajador Andrés Rozental, quien también figura en la lista de participantes de la reunión de Banff.
El GITAN presentó en mayo de 2005 un informe titulado Construcción de una comunidad de América del Norte, elaborado por un grupo en el que, por parte de México, participaron: Pedro Aspe, Alfonso de Angoitia (vicepresidente de Televisa), Luis de la Calle (ex subsecretario de Comercio), Carlos Heredia (entonces asesor del gobernador de Michoacán, Lázaro Cárdenas), Beatriz Paredes (ex gobernadora de Tlaxcala), entre otros.
En ese documento, el GITAN menciona que ''México es también un proveedor y cliente importante de energía en Norteamérica. En 2004 ocupó el segundo lugar entre los principales exportadores de petróleo a Estados Unidos; en años anteriores estuvo de manera constante entre los cuatro principales proveedores. México obtiene una porción significativa de sus ingresos de la productora petrolera estatal (Pemex). Cuenta con importantes reservas de petróleo y gas, pero están relativamente subexplotadas. El desarrollo se ha visto obstruido por restricciones constitucionales a la propiedad, las cuales se deben a un comprensible deseo de que este activo estratégico se utilice en beneficio de los mexicanos''.
Añade: ''Esta restricción a la inversión, aunada a la ineficiente administración del monopolio estatal, Pemex, ha contribuido a la baja productividad. En consecuencia, México cuenta con una oferta cara y poco confiable de energía tanto para sus consumidores como sus industrias. Ha comenzado a atraer algo de capital extranjero mediante contratos de servicios múltiples, pero las restricciones más serias a su crecimiento futuro como proveedor de energía son las que impiden el desarrollo de sus propios recursos energéticos y la baja productividad de Pemex. En esta área se requieren reformas urgentes''.
Entonces, propone ''desarrollar una estrategia de energía para América del Norte''. Los tres gobiernos, dice el documento del GITAN, necesitan trabajar juntos con el propósito de garantizar una seguridad energética para los habitantes de sus países.
''Si bien es comprensible la inclinación de México a retener la propiedad total de sus recursos estratégicos, se requiere un desarrollo expandido y más eficiente de los mismos para acelerar el crecimiento económico del país. México viene perdiendo terreno en su independencia energética, y la única forma de satisfacer demandas crecientes dentro de su territorio es encontrar formas de desbloquear su sector energético.''
El apagón informativo
"La reunión (de Banff, entre el 12 y 14 de septiembre pasado) se centró en la interrelación entre los sistemas de defensa de América del Norte, la militarización, seguridad nacional, fronteras, migración, producción de equipo militar y el control sobre los recursos energéticos de Norteamérica'', apuntó Choussudovsky.
''No hubo periodistas, no hubo comunicados de prensa, tampoco boletines que pudieran informar a la opinión pública, y sí hubo un apagón informativo de parte de los medios de comunicación. El programa de la cita fue guardado como secreto de Estado'', añadió.
Las mesas de discusión incluyeron temas como: Una estrategia energética para América del Norte; Dimensión social y demográfica de la integración de América del Norte; Oportunidades para cooperación en seguridad.
Según la lista de asistentes -revelada por Choussudovsky y otras publicaciones, como Watcher Magazine y WorldNetDaily- por parte de México estuvieron: Andrés Rozental, la ex senadora Silvia Hernández, el premio Nobel de Química Mario Molina, el empresario Juan Gallardo Thurlow (Grupo Embotelladoras Unidas), Jerónimo Gutiérrez, subsecretario de Relaciones Exteriores; Luis de la Calle, ex subsecretario de Comercio; Vinicio Suro, subdirector de Planeación de Pemex; Eduardo Medina Mora, secretario de Seguridad Pública, y Carlos Heredia, presentado como representante del gobierno de Michoacán.
También asistieron: Jaime Zabludovsky, ex negociador comercial del gobierno mexicano; Manuel Arango, presidente del Grupo Concord y organizador de las cadenas empresariales de apoyo a Felipe Calderón en la pasada contienda presidencial; Jorge Santibáñez, presidente de El Colegio de la Frontera Norte; el analista Luis Rubio; Mónica Serrano, de El Colegio de México; Arturo Sarukhán, a quien se presenta como ''coordinador de asuntos internacionales de Felipe Calderón Hinojosa''; Juan Camilo Mouriño, coordinador del equipo de transición del presidente electo, y Ernesto Cordero, asesor económico del michoacano.

Privatizaciones: hasta donde el estallido social nos alcance
Carlos Fernández-Vega
El erario carga con el festín de quienes se beneficiaron con un alto costo social
Miles de millones de pesos y una creciente factura social, entre otras muchas cosas, le ha costado al país la política privatizadora iniciada casi 25 años atrás. Prácticamente todo lo privatizado reventó, pero con el mismo equipo de "reformadores" el quinto gobierno de la temporada se apresta para transitar por ese mismo camino, tal vez hasta que el estallido social nos alcance.
Contrario a lo prometido por los "reformadores" cuando en el sexenio de la "renovación moral" se dio el banderazo de salida a tal política ("liberación" de recursos públicos para fines sociales, generación abundante de empleo con creciente remuneración, elevados niveles de bienestar, mayor crecimiento económico, etcétera, etcétera), cinco lustros después el panorama es deprimente.
Lejos de "liberarlo", el erario carga un peso cada vez mayor por el festín de los beneficiarios -empresarios y funcionarios- de la ola privatizadora, mientras el costo social y económico de los "rescates" privados con recursos públicos alcanza niveles verdaderamente pantagruélicos. Y la comilona no concluye.
Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía 2001, comenta que "al contrario de lo que supuestamente iba a lograr, la política de privatización ha empeorado tanto las cosas que en muchos países ya se le conoce como la política de sobornización; la retórica del fundamentalismo del mercado afirma que la privatización reducirá la búsqueda de rentas por parte de los funcionarios, (pero en los hechos) o bien se quedan con parte de los beneficios de las empresas públicas o conceden contratos y empleos a sus amigos".
El gobierno del mini presidente llega con tenis para correr más rápido por la ruta de la privatización y así "remediar" los problemas económicos y sociales de un país que "se encuentra al borde del precipicio". Y si en 25 años la privatización no ha sido más que sobornización, agárrense porque el "nuevo gobierno" tiene fija la mira en el sector energético, el único que, hasta ahora, se mantiene (pellizcado y ultrajado) como bien de la nación.
Ya que el Felipillo y sus "reformadores" van derecho y no se quitan, vale la pena recordar el informe Sue Hawley publicado en 2000 por la organización no gubernamental The Corner House, que ubica las raíces del pernicioso fenómeno de la corrupción en los procesos de privatización, desregulación y reforma del servicio social, impulsados por las mismas instituciones financieras internacionales y gobiernos donantes de Occidente que tan elocuentemente predican al Sur sobre el buen gobierno (Someshwar Singh, Tercer Mundo Económico)
Entre sus puntos, tal informe destaca que el aumento de la corrupción en todo el planeta es en gran medida el resultado de la rápida privatización de las empresas públicas junto con la aplicación de reformas para reducir la dimensión y el gasto de los servicios sociales. Dichas "reformas" han sido impuestas a los países en desarrollo por el Banco Mundial, el FMI y los gobiernos occidentales que apoyan a sus empresas trasnacionales.
El informe estima que las empresas de Occidente pagan sobornos por alrededor de 80 mil millones de dólares anuales, una cifra aproximada a la que la ONU considera necesaria para erradicar la pobreza en el mundo. The Corner House es una ONG de investigación y solidaridad, con sede en Gran Bretaña, que produce informes sobre los principales temas vinculados al desarrollo internacional.
La corrupción practicada por las trasnacionales socava no sólo el buen gobierno sino el desarrollo, y exacerba la pobreza y la desigualdad entre la población. Si la corrupción crece en todo el mundo, en gran medida es resultado de la rápida privatización (y las prácticas asociadas de contrataciones y concesiones) de empresas públicas de todo el planeta, dice el informe. Este proceso ha sido impuesto por acreedores y gobiernos de Occidente, y aplicado de forma tal que permite a las trasnacionales operar con creciente impunidad. Es así que este tipo de empresas, con el apoyo de los gobiernos occidentales y sus organismos, participan de la corrupción a gran escala en el Norte y en el Sur por igual. Los gobiernos donantes y los organismos multilaterales tales como el Banco Mundial y el FMI frecuentemente proponen agendas contra la pobreza y para el "buen gobierno", pero sus actos envían una señal diferente acerca de dónde están sus prioridades.
La mayoría de los que comentan sobre la corrupción -y las iniciativas de buen gobierno pensadas para combatirla- viven en los países en desarrollo, no en los industrializados, se observa en el informe. La mayoría estudia las culturas políticamente laxas del Sur, no del Norte. La mayoría denuncia la pequeña corrupción de empleados públicos mal pagados, y no la gran corrupción de las trasnacionales poderosas. La mayoría se concentra en síntomas como falta de recursos, no causas tales como la desregulación de las empresas estatales. De lo que más se habla es de los sobornados, no de quienes sobornan.
Las rebanadas del pastel:
Ecuación privatizadora: por la banca el erario recibió, supuestamente, cerca de 13 mil millones de dólares; para "rescatarla" destinó 120 mil millones de dólares. ¿Cuánto sería por el sector energético?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En todos décadas de intervención estatal en la eonomía no se ha generado más riqueza porque el gobierno mexicano no ha querido, otros paises si se desarrollan y al mismo tiempo el estado conserva sus empresas.

Carlos Du dijo...

Pemex esta en la mira de las empresas privadas gringas, este es e fruto del panismo de ultra derecha, la entrega del patrimonio nacional y del primer generador de PIB

mafalda dijo...

...
Esto de la TV Jornada esta muy bien, ahora para estar bien informados debemos entrar aqui.
Oye Beam una pregunta: no hay manera aún de hechar para atrás la ley televisa? la suprema corte la puede hechar para atrás?

Mafalda

Anónimo dijo...

rem dixit:

Las privatizaciones son el meollo del neoliberalismo: primero se dice que no funcionan bien o que se pueden hacer más eficientes; se hace campaña a través de los medios para inocular en la mente del pueblo ingenuo que esa opción es la más conveniente; al mismo tiempo se procesa en el nivel de leyes y aprobaciones oficiales (hacer ley la trampa). Por cierto este proceso principal fue el utilizado por Felipe desprestigiando al Sr. Andrés Manuel, para despojarlo de la presidencia.

La avaricia de los epulones es la causa focal de la miseria que impregna al méxico del tercer milenio. La resistencia más firme y esperanzadora en el momento de hoy, lo representa amlo y su movimiento. Mis respetos para este señor; me quito el sombrero.