jueves, octubre 05, 2006

El sexenio de las falacias

Gabriel Aragón (ya conocido por su "Lo que no dice el informe de Fox") nos envía una participación en extremo didáctica que habla de las falacias utilizadas por los golpeadores mediáticos que antes, durante y después de esta enlodada elección, realizan sus mentirosos ataques. Disfruten, Sres., Sras., Sritas. que leen su blog de confianza, "El Pedote de Fecal". Valga la presente para expresar el deseo de que las participaciones de Gabriel sean periódicas.

El sexenio de las falacias
Gabriel B. Aragón

Una falacia es un argumento truqueado, ya sea falso o verdadero, que se presenta como suficientemente sólido para inducir maliciosamente una conclusión en los interlocutores o en los participantes de un debate.

La semana pasada V. Fox ha resumido su trabajo como presidente al declarar que “una nación no se construye en 6 años” . Esta es una típica falacia “ad misericordium” o “apelación de lástima” con la cual el intenta justificar su ineptitud para conducir al país hacia mejores horizontes. En el articulo artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se numeran las tareas que le corresponden al Jefe del Poder Ejecutivo. Entre ellas no está el “construir la nación”. Una definición elemental del concepto “nación” es la siguiente: Conjunto de personas que se sienten parte de un mismo grupo humano debido a una lengua, religión, tradición o historia común. Todo lo cual puede estar asumido como una cultura distintiva, formada históricamente. Los constituyentes que aprobaron el artículo 89 no esperaban ver construida a la nación luego de cada período presidencial. De un razonamiento intencionalmente equivocado el Sr. Fox y sus asesores pretenden inducir una actitud indulgente en el pueblo de México aún sin evaluar los resultados de su administración. De tal forma consideran a la percepción, la impresión generarada entre los gobernados votantes, como lo más importante en la política. Los resultados quedan tan sólo como un elemento manipulable.

En artículos anteriores he documentado la autodeclarada participación de los estrategas políticos estadounidenese Robert Allyn y Dick Morris en la planificación y toma de decisiones políticas del PAN y de la presente administración Foxista (1). Además es sabido el papel que juega en esto el ahora ya acaudalado C. español A. Solá, recomendado por Aznar. (Por cierto, aquí es donde se podría buscar una parte importante de las injustificadas erogaciones por transción otorgadas al equipo de Calderón). Arturo Sarukhán y Josefina Vázquez Mota han servido de “liasion” o contacto entre los tecnólogos políticos estadounidenses y su partido. Pero ellos mismos caen en las falacias con las que sus asesores los manipulan. Estos mercenarios políticos han puesto en uso idénticas tácticas de publicidad política en diversos escenarios de la arena internacional arrastrando a las partes contendientes hacia una herencia de guerra fría de la que no pueden desenmarañarse. Un ejemplo muy similar a la crisis postelectoral en México es el caso de Ucrania y su fallida revolución anaranjada. Al igual que en México han exacerbado los complejos étnicos, sociales y puntos de discordia geopolítica preexistentes para polarizar a la sociedad.
El reciente artículo de D. Morris “Mexico Election: The death of the Latin Left” (La Elección de México: El fin de la Izquierda Latina) puede servir como un ejercicio elemental de identificación de falacias (2). Lo grave es que este tipo de argumentos son sobre las cuales el régimen de Fox orienta importantes decisiones. Algunos modelos de falacias que han sido utilizados sistemáticamente se pueden cotejar con los innumerables ejemplos que a el lector le será fácil identificar:

Ad Hominem: Es un ataque en contra del carácter de la persona u otros factores personales irrelevantes para distraer la atención del argumento para desacreditar su punto de vista (AMLO se come las “eses”).

Ad Absurdum: Las conclusiones de un oponente son llevadas a tal extremo para hacer que el argumento parezca ridículo (AMLO está en contra de los empresarios).

Ad Baculum: ("A palo")Una falacia lógica que consiste en una amenaza. (De esta manera se interpretó el “cállate chachalaca”).

Hombre de Paja: Es en una ridiculización deshonesta de la posición de sus oponentes. Luego el interlocutor opina sobre la representación falsa haciedo parecer que su oponente ha sido refutado, cuando de hecho no ha sido. (AMLO quiere vivir en Palacio Nacional porque se siente virrey).

Cuesta resbalosa: Son argumentos que inducen al interlocutor a llegar rápidamente a una conclusión falsa. ( AMLO es de izquierda al igual que Hugo Chavez y por eso su gobierno será similar al del presidente Venezolano ).

Argumento ad ignorantiam: Se sostiene a una proposición como verdadera argumentado solamente que no se ha demostrado que sea falsa, o lo contrario (No hubo fraude. Nadie ha mostrado pruebas materiales).

Argumentum ad populum: Es un llamado emocional al auditorio, la aceptación para un enunciado que no es la conclusión de un razonamiento lógico válido (Los mexicanos queremos paz y no apoyamos la resistencia civil).

Argumentum ad verecundiam
: Para validar un argumento, se citan palabras de una autoridad, pero que posee relevancia en otro campo (Llamado de Aznar a votar por Calderón).

Petitio principii: Se toma como premisa de un razonamiento la misma conclusión que pretende probar. Se pretende apoyar una conclusión en ella misma y sólo se cambia de palabras (La administración de la Cd. de México demuestra que se ha reducido el ritmo de endeudamiento pero sus oponentes reinsisten en que en realidad la deuda sigue incrementándose por los montos totales sin considerar los tipos de cambio).

Falacia de énfasis
: Es destacar ¨enfáticamente¨ sólo una parte de algún argumeto, de tal manera que dicho enunciado tendría una interpretación diferente si se lo formulara sin énfasis alguno (AMLO dijo “al diablo con las instituciones”. En realidad: “Al diablo con las instituciones corruptas y obsoletas”).

Hay muchos otros modelos que por espacio no voy a ilustrar pero que han sido bien aprendidos por los activistas y funcionarios panistas cursantes de los diversos talleres de instrucción “anti-peje” estructurados en varias dependencias públicas como ya ha sido denunciado en el caso de la SRE. Aristóteles sugería que todo aquel que tenga que argüir, debe conocer estos razonamientos viciosos para estar prevenidos contra ellos cuando sea probable su utilización por el adversario. Este consejo lo han malinterpretado los dirigentes del PAN, del ejecutivo y sus secuaces (El TRIFE admitió que han violado la ley) y han aplicacado sistematicamente técnicas estándares para desacreditar la lucha de las clases progresistas de México. Así, muchos mexicanos siguen siendo náufragos en un mar de confusión con el cual se continúa anegando la opinión pública con toda la fuerza del aparato al servicio del gobierno foxista.

(1).- http://www.mexico2006.150m.com

(2).-http://www.realclearpolitics.com/articles/2006/07/mexico_election_the_defeat_of.html

7 comentarios:

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Buen texto de Aragón. ¿Casualidades de la vida? Ojalá pasara por aquí Carlos Gustavo...

Anónimo dijo...

Una falacia es un razonamiento lógico que resulta independiente de la verdad de las premisas. En sentido estricto, una falacia lógica es la aplicación incorrecta de un principio lógico válido, o la aplicación de un principio inexistente.

Maestro Gabriel B. Aragón:

Invocar a la lógica presume de nivel alto en su manejo, que no se ve correspondido por su texto. El error o falacia, que se muestra evidente, estriba en olvidar que las operaciones lógicas son aplicables siempre, incluso cuando y contra el que las invoca ya que de otra manera caeríamos, precisamente, en la falacia no clásica, pero muy divertida, de “al ladrón”.

Algunas perlas que pudimos disfrutar leyéndole:

Primer párrafo:

Apelando a la Autoridad, la suya por su puesto:

1. V. Fox ha resumido su trabajo como presidente al declarar que “una nación no se construye en 6 años” .

2. Esta es una típica falacia “ad misericordium” o “apelación de lástima”

Idiomática o de ambigüedad:

3. con la cual el intenta justificar su ineptitud para conducir al país hacia mejores horizontes.

4. En el articulo artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se numeran las tareas que le corresponden al Jefe del Poder Ejecutivo. Entre ellas no está el “construir la nación”.

Afirmación de lo consecuente, de composición, de autoridad

5. Una definición elemental del concepto “nación” es la siguiente: Conjunto de personas que se sienten parte de un mismo grupo humano debido a una lengua, religión, tradición o historia común. Todo lo cual puede estar asumido como una cultura distintiva, formada históricamente. Los constituyentes que aprobaron el artículo 89 no esperaban ver construida a la nación luego de cada período presidencial. De un razonamiento intencionalmente equivocado el Sr. Fox y sus asesores pretenden inducir una actitud indulgente en el pueblo de México aún sin evaluar los resultados de su administración. De tal forma consideran a la percepción, la impresión generarada entre los gobernados votantes, como lo más importante en la política. Los resultados quedan tan sólo como un elemento manipulable.

Un saludo, continuaría pero creo que expresé mi intención con bastante contundencia. Amigo, revise lo que escribe a la luz de sus opiniones, es un buen ejercicio

Mexico dijo...

El propósito del texto es enfocar un recurso común en el debate político. Sin ser maestro en el uso de las falacias aprecio que gente diestra en este menester enriquezca la información vertida. Yendo al fondo del asunto, no comprendo los intentos por convertir el empobrecimiento de muchos mexicanos en un resultado justificable del gobierno de V. Fox.
La fuente referida es: eluniversal.com.mx/nacion/143485.html
Gabriel

Mexico dijo...

Las falacias surgieron junto con el desarrollo del idioma. Todos hacemos uso de ellas desde la infancia aun sin reconocerlas como una tecnica. Lo que requiere de mayor pericia es su utilizacion sistematica en la politica o en cualquier otra esfera profesional.
Hubo un tiempo oscuro en la iglesia catolica en el cual referir o leer La Biblia era un atributo exclusivo de aquellos que por su ministerio se consideraban ilustrados para ello. Pero definitivamente este no es el caso de la logica.

Anónimo dijo...

De acuerdo, es parece valido e incluso necesario señalar los recursos a los que acude la clase política para acompañar y dirigir el engaño; demuestra responsabilidad social, el caso es no caer en el mismo error, haciéndolo mediante falacias iguales.

Por ejemplo la falacia que plantea en su respuesta, de falso conflicto (no se ha intentado convertir una cosa en otra, mucho menos por alguien que lo enfrente), acompañado de ambigüedad (“muchos mexicanos”, cuantos son?, donde están?, quien los registro?, en realidad no pueden formar parte de un argumente), de misericordia (cuando dices que no entiendes, apelas al sentimiento de misericordia de los oyentes para que comprendan que hablas sin entender). En fin.

Yo no defiendo las situaciones actuales del país con políticos enanos y sin interés.

Pero defiendo mi dignidad e integridad.

Mexico dijo...

Con el "empobrecimiento de muchos mexicanos" me refiero a los datos a nivel nacional publicados recientemente por el INEGI (ENIGH, 2005), que se habían filtrado desde marzo a la prensa (ya hacía referencia de ellos en mi colaboración anterior):(www.eluniversal.com.mx/editoriales/34998.html)
(www.jornada.unam.mx/2006/08/25/024n1eco.php)
Por ejemplo, la pobreza ha aumentado sensiblemente en Nuevo León: www.elporvenir.com.mx/notas.asp?nota_id=30291
Esta situación la veo también reflejada en mi bolsillo. No me siento agraviado por reconocer este hecho, ni por verlo en muchos otros compatriotas pero me gustaría hacer algo porque las cosas mejoraran y mi silencio no sería un buena base.

maszatl dijo...

¡Pero que Gabriel este que no recuerda sus clases de lógica! Me permito hacerle un pequeño acordeón. Dice: “Una falacia es un argumento truqueado, ya sea falso o verdadero, que se presenta como suficientemente sólido para inducir maliciosamente…..” NO es así. Verás una falacia es una argumentación incorrecta o falsa (o ambas cosas, pues no es lo mismo) pero en la que no se sabe si el que la expresa lo hace de buena o mala fe. Si te refieres a una argumentación falsa e incorrecta o ambas cosas y además expresada con la intención de engañar te refieres al sofisma. Caso interesante el tuyo pues de principio a fin de tu “brillante exposición”, así calificada por “El Pedote de Fecal tu blog de confianza” incurres en uno de los sofismas mas conocido, ESTE SI SOFISMA, o sea con el ánimo de engañar, a saber el de Ignorancia de la Cuestión, por si el nombre no te lo dice todo, se refiere a que se argumenta algo sin conocer del asunto.