jueves, octubre 26, 2006

Cómo destruir la economía de los pueblos y no fallar en el intento

Aunque la temática preponderante de El pedote de FeCal continuará siendo la actividad política interna de nuestro país, a partir de hoy incluiremos de cuando en cuando algunos textos sobre globalización, proceso que a todos nos concierne; es más: cabe incluir --¿por qué no?-- alguna nota o investigación sobre la actividad política de otros países, pues tarde o temprano lo que en ellos ocurra terminará por influir en México. El siguiente artículo nos lo envió la compañera Hilda hace varias semanas; le pido una disculpa porque apenas hoy me di tiempo de leerlo; sin embargo, me pareció tan interesante que deseo compartirlo con los visitantes del blog.
Si los visitantes desean compartir con nosotros sus lecturas, necesitan difundir cierta información o tienen alguna observación que hacernos, nuestro correo electrónico es elpedotedefecal@gmail.com.


Confesión de un sicario económico estadounidense
Michael Sondow (1)
Globalización

5 de octubre de 2005
Publicado originalmente en Brecha (Montevideo) el 30 de septiembre de 2005

John Perkins, ciudadano estadounidense, era un respetado miembro de la comunidad financiera internacional, pero en realidad se dedicaba a operaciones económicas ilícitas en el Tercer Mundo para el gobierno de Estados Unidos.
Acaba de publicarse en Estados Unidos la autobiografía (2) en la que John Perkins detalla cómo ayudó a Washington a estafar a países pobres prestándoles dinero que no podrían devolver para después apoderarse de sus economías. En una reciente entrevista (3) con Amy Goodman, locutora del programa Democracy Now (La democracia ahora) del National Public Radio en Estados Unidos, Perkins confiesa lo que todos sospechan pero nadie ha querido creer. Lo que sigue fue extractado de esa extensa entrevista.
- Explíquenos qué quiere decir sicario económico.
- Básicamente, lo que nos enseñaron a hacer es reforzar el imperio estadounidense. Crear situaciones donde el máximo número de recursos naturales fluyan a este país, a nuestras corporaciones y nuestro gobierno, y en efecto hemos tenido mucho éxito. Construimos el imperio más grande de la historia. Esto se logró durante los últimos cincuenta años, desde la Segunda Guerra Mundial, con muy poca intervención militar. Es sólo en casos como Irak donde lo militar entra como último recurso. Este imperio, a diferencia de cualquier otro de la historia, fue constituido principalmente a través de la manipulación económica, de la estafa, el fraude, la seducción de la gente por nuestra manera de vivir, y a través de operativos económicos. Estuve muy involucrado en todo eso.
- ¿Cómo llegó a eso? ¿Para quién trabajaba?
- Inicialmente fui reclutado, cuando estudiaba negocios en la universidad en los años sesenta, por la National Security Agency (Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos), la organización nacional de espionaje más grande y menos conocida, pero luego trabajé para corporaciones privadas. El primer verdadero sicario económico en los años cincuenta fue Kermit Roosevelt, nieto de Teddy, quien derrocó al gobierno de Irán, un gobierno elegido democráticamente –el gobierno de Mossadegh-, y quien fuera el “hombre del año” de la revista Time. Y tuvo enorme éxito haciendo eso sin derramar sangre, bueno, hubo algo de sangre pero ninguna intervención militar, sólo gastando millones de dólares y reemplazando a Mossadegh por el sha. Entonces nos dimos cuenta de que esta idea del sicario económico era muy buena. El problema fue que Kermit Roosevelt era agente de la CIA. Era un empleado del gobierno. Si lo hubiesen atrapado, nos habríamos encontrado en un lío. Habría sido un escándalo. Entonces allí se tomó la decisión de usar organizaciones como la CIA y la NSA para reclutar potenciales sicarios económicos como yo, y después enviarnos a trabajar para empresas privadas, consultorías, de ingeniería, de construcción para que, si nos agarraban, no hubiera conexión con el gobierno.
- Bien, ahora explíquenos el trabajo que hizo.
- La compañía para la cual trabajé se llamaba Charles T Main, de Boston, Massachussets. Éramos alrededor de dos mil empleados y yo era el economista principal. Terminé teniendo cincuenta personas en mi equipo. Pero mi verdadero trabajo fue el de hacer tratos, dar préstamos a otros países, enormes préstamos, mucho mayores de la que ellos podrían devolver. Una de las condiciones de un préstamo, digamos de unos mil millones de dólares, a un país como Indonesia o Ecuador, era que este país tendría que dar 90 por ciento del préstamo a una empresa estadounidense para construir infraestructura, una Halliburton o Bechtel. Eran grandes. Esas empresas entonces entraron y construyeron un sistema de energía eléctrica o puertos o autopistas, y estos proyectos básicamente servían sólo a algunas de las familias más ricas de esos países. La gente pobre de aquellos países quedaba clavada con esta asombrosa deuda que no podrían devolver. Un país como Ecuador hoy debe destinar más del 50 por ciento de su presupuesto nacional sólo para pagar la deuda. Y no puede hacerlo. Lo tenemo con el agua al cuello. Entonces, cuando queremos más petróleo, vamos a Ecuador y le decimos: "Mire, no puede pagar sus deudas, pues entregue sus bosques amazónicos, que están llenos de petróleo, a nuestras compañías petroleras". Y hoy estamos entrando y destrozando la Amazonia, obligando a Ecuador a entregárnosla porque acumuló tanta deuda. Hacemos un préstamo enorme, la mayor parte del cual vuelve a Estados Unidos, el país queda con la duda más los intereses, y básicamente ellos se convierten en nuestros sirvientes, nuestros esclavos. Es el imperio. No hay que equivocarse. Es un inmenso imperio, y ha sido muy exitoso.
- Usted dice que a causa de sobornos y otras razones no escribió este libro durante mucho tiempo ¿Qué quiere decir? ¿Quién lo sobornó? ¿Qué sobornos aceptó?
- Acepté un soborno de medio millón de dólares en los años noventa para no escribir el libro.
- ¿De?
- De una empresa importante de la construcción.
- ¿Cuál?
- Se llama Stoner Webster. Legalmente, no fue un soborno, fue ... me pagaron como consultor. Todo de acuerdo con la ley. Pero esencialmente no hice nada. Estaba entendido, como expliqué en “Confesiones de una sicario económico”, que cuando acepté el dinero como consultor no tendría que hacer mucho trabajo, sólo no escribir este libro, que en ese momento se llamaba "La conciencia de un sicario económico".
- En su libro usted habla de cómo ayudó a poner en práctica un plan secreto para redirigir miles de millones de petrodólares de Arabia Saudita a la economía de Estados Unidos, y que cimentó la íntima relación entre la familia Saud y sucesivos gobiernos de Estados Unidos. Explique.
- Fuimos a Arabia Saudita a principios de los años setenta. Sabíamos que Arabia Saudita era la clave para acabar con nuestra dependencia de la OPEP, o para controlar la situación. Arreglamos un trato a través del cual la familia real Saud aceptó reenviar la mayor parte de sus petrodólares a Estados Unidos e invertirlos en bonos del Tesoro. El Departamento del Tesoro usaría los intereses de esos bonos para pagar a empresas estadounidenses que construirían en Arabia Saudita -ciudades, nueva infraestructura-; cosa que hemos hecho. Y la familia Saud aceptó mantener el precio del petróleo dentro de los límites aceptables para nosotros, lo que hicieron todos estos años, y nosotros prometimos mantener a la familia Saud en el poder mientras respetaran el trato, cosa que también hemos hecho, y es una de las razones por las cuales invadimos Irak. Allí, intentamos implantar la misma política que tuvo tanto éxito en Arabia Saudita, pero Saddam Hussein no aceptó. Cuando los sicarios económicos fracasamos en este escenario, viene la próxima etapa que es la que llamamos de los chacales. Los chacales son individuos habilitados por la CIA que entran e intentan fomentar un golpe de Estado o una revolución. Si eso no da resultado emplean asesinatos, o lo intentan. En el caso de Irak, no pudieron llegar a Saddam Hussein. Sus guardaespaldas eran demasiado buenos. Él tenía dobles. No pudimos llegar a él. Entonces la tercera etapa, si los sicarios económicos y los chacales fracasan, son nuestros jóvenes, que enviamos para matar y morir. Que es obviamente lo que ha pasado en Irak.
- ¿Puede explicarnos cómo murió Torrijos?
- Omar Torrijos, el presidente de Panamá. Omar Torrijos había firmado el Tratado del Canal con Carter ... y usted sabe que nuestro Congreso lo ratificó por un solo voto, fue un asunto muy contencioso. Torrijos entonces se adelantó a negociar con los japoneses para construir un canal al nivel del mar. Los japoneses querían financiar y construir un canal al nivel del mar en Panamá. Torrijos habló con ellos de este tema, lo que molestó mucho a la empresa Bechtel, cuyo presidente era George Schutz y su consejero mayor Caspar Weinberger. Cuando echaron a Carter (y ésa es una historia interesante; ver cómo sucedió realmente), cuando perdió las elecciones y entró Reagan con Schutz como secretario de Estado -que venía de Bechtel- y Weinberger -que vino también de Bechtel- como secretario de Defensa, estaban muy enojados con Torrijos. Intentaron convencerlo de renegociar el Tratado del Canal y no hablar con los japoneses. Se negó rotundamente. Era un hombre de principios. Tenía sus problemas, pero era un hombre correcto. Un hombre asombroso, Torrijos. Entonces murió en la caída de un avión en llamas, conectado a una grabadora con explosivos dentro, que ... yo estaba allí, estaba trabajando con él. Sabía que nosotros, los sicarios económicos, habíamos fracasado. Sabía que los chacales se acercaban. Y acto seguido, explotó su avión con una grabadora conteniendo una bomba. No cabe duda de que fue organizado por la CIA y muchos investigadores estadounidenses llegaron a la misma conclusión. Por supuesto, nunca nos enteramos de eso en nuestro país.
- ¿Con qué proximidad trabajó usted con el Banco Mundial?
- Muy, muy de cerca. El Banco Mundial proporciona la mayor parte del dinero que financia a los sicarios económicos, él y el FMI. Pero cuando ocurrió el 11 de setiembre, tuve un cambio de sentimientos. Sabía que tenía que contar esta historia porque lo que pasó el 11 de setiembre es el resultado directo de lo que están haciendo los sicarios económicos. Y la única manera en que vamos a estar seguros otra vez en este país, y en que vamos a sentirnos bien de nosotros mismos, es si usamos estos sistemas que creamos para efectuar cambios positivos en el mundo. Creo sinceramente que podemos hacer eso. Creo que el Banco Mundial y otras instituciones pueden ser recreadas para cumplir su misión original, que es la reconstrucción de las partes del mundo devastadas. Ayudar, genuinamente ayudar a los pobres. Cada día mueren 24 mil personas de hambre. Podemos cambiar eso.
(1) Michael Sondow es periodista y traductor.
(2) Confessions of an Economic Hitman ("Confesiones de un sicario económico"), San Francisco, Berrett-Koehler, 2004; todavía no traducido al castellano.
(3) El derecho de reproducción de la entrevista en América Latina ha sido concedido a este periodista por el productor del programa radial.

11 comentarios:

Leonardo dijo...

Muy estremecedor, realmente espantoso a lo que se puede llegar con tal de proteger los intereses del imperio.

México Liberal dijo...

Oigan, hasta donde yo sabía los préstamos es una acción entre dos partes, que, ¿Los obligaron a tomar los préstamos? No, cuenten la verdad, los irresponsables políticos usaron la lana para clavársela, para hacer obras no rentables, para mantener a sus marranos (burócratas) o para dar limosna clientelar a los pobres. Y siguieron pidiendo prestado, y siguieron hasta que un día les dijeron se acabó y tronaron. Claro luego llegaron los pendejos del FMI a salvar a los estúpidos que prestaron en los países bananeros, populistas e irresponsables.

En este post tendencioso quieren hacernos creer que los préstamos nos los dieron a huevo. Si tú, desde cuando tomas un préstamo forzado ¿Quién lo hace? Sicarios puras pamplinas... Para gente ignorante, ahora resulta que los irresponsables fueron los prestamistas, son los dos, el que recibe el préstamo que sabe no puede pagar y el imbécil que presta sabiendo que no le van a pagar.


Por eso: ¡Que cierren el FMI! para que todos estos payasos políticos latinoamericanos los erradiquemos para siempre. Que los préstamos internacionales sean idénticos a los préstamos locales, si no te pagan que a los dos se los lleve la fregada.

Rickmetal dijo...

ummmm el señor Mexico "Liberal" (que por cierto se fusila vilmente los textos de su blog de liberalismo.org)no esta informado que los presidentes Diaz Ordaz y Echeverria eran viles empleaduchos del imperio (uno de sus apendices, la CIA) y ahora el señor cree que Fox fue elegido "democraticamente" cuando en realidad Zedillo hizo todo lo posible para que ganara el panista neoliberal la presidencia y que los amaestradores de perros (digase FMI, OMC y Banco Mundial, maximos legionarios del Imperio gringo)pudiesen frenar el "regreso a los origenes al viejo priismo" que planteaba Labastida y de no haber ganado Fox, se habria cometido un monumental fraude para imponerlo en la silla presidencial...... ademas si la gran mayoria supiera de lo que se trata el populismo entonces Fox seria señalado el mas grande populista del siglo XXI en Mexico (o que??? apoco el Programa Oportunidades no fue una "limosna clientelar a los pobres" como dices????)

Saludos a los creadores del blog, super fregon les quedo.....

México Liberal dijo...

Bajo la lógica de rickmetal:El peje es agente de la CIA
Quiere destruir al país para que el "Imperio" se apodere de México.

A toda madre... La proxima voto por el empelado de la CIA el peje

Hildebrando117 dijo...

Alfredo Jalife-Rahme, en su columna "Bajo la lupa", ha comentado reitaradamente sobre otro especulador financiero (que cae perfectamente en la definición de sicario), más conocido: George Soros, comisionado por la CIA para "descuartizar" a las economías de Asia y Latinoamérica.

En su artículo del miércoles pasado, retoma una ilustrativa frase de Henry Kissinger: "Quien controla la cadena alimentaria controla a la gente; quien controla la energía puede controlar continentes enteros; quien controla el dinero puede controlar al mundo".

http://www.jornada.unam.mx/2006/10/25/026o1pol.php

Efectivamente el post de hoy nos dice cosas que siempre hemos sospechado, pero es escalofriante oírlo (más bien leerlo), de un protagonista.

Rickmetal dijo...

el señor "liberal" sigue de incredulo ante el enemigo real que acaba de contratar de abogados del diablo a Calderon y Carstens.... hasta cuando estas personas saldran de su mundito color de rosa, ya una vez nos lo hicieron los gringos con mas de medio Mexico, ahora se preparan para darnos la embestida y convertirnos en un "estado libre asociado" osea una vil colonia mas (que de hecho practicamente ya lo somos...), en cuanto sale un verdadero nacionalista alli van los polkos (digase el señor "liberal" y demas Fecalfans) a defender lo indefendible, a los depredadores economicos del imperio, igualito ke Santa Anna y la jerarquia catolica que lo devolvio al poder para derrocar a los liberales (los unicos que estaban derrotando a los inexpertos soldaditos gringos).....
Pobre Mexico...... pobres de sus ciudadanos lobotomizados con el american way of life.....

México Liberal dijo...

¿Qué es lo que quieres badulaque? ¿Qué? Cerras las fronteras, aislarnos como Corea del Norte, ¿quieres que la foto satelital de noche de México se vea negro, como se la de Corea del Norte o la de Cuba? ¿Quieres censura en el Internet? ¿Quieres darte de balazos en el pié?

Sólamente imbécil dime como piensas darle empleo a un millón y medio cada año.

Uds los izquierdosos se quejan de todo, todo es horrible, pero propongan algo imbéciles, algo. Dejen de quejarse. Y sólamente diganme ¿Que proponen para crar cada año un millón y medio de empleos, bien remunerados? Correr a la inversión extranjera. ¿Sabes cúanto cuesta poner un empleo formal? Pues te lo digo entre 35,000 a 275,000 dólares. A ver de dónde los sacan izquierdosos sin inversión extranjera.


¿Qué quieren que México sea monoexportador como Venezuela? Y, ¿Cuando se acabe el petróleo que ( ya Cantarell esta en declive y no falta mucho para que la ubre se seque? ¿Quieren cerrar el TLC? Ya no quieres exportar imbécil.

Ah por cierto eso de que Echeverría y Jolopo eran agentes de la CIA es la pendejada más grande que he oído en mi vida.

Pues mira de que México sea colonia de EU a que sea colonia de Cuba (como Venezuela) prefiero mil veces ser colonia de Eu.

Rickmetal dijo...

pues la verdad te dire como NO generaremos millon y medio de empleos anuales: haciendo lo que nos dictan los neofacistas del FMI-Banco Mundial-OMC, o sea vender petroleo y electricidad, IVA en alimentos y medicinas y seguirle apostando a que TODA la inversion tiene que provenir del extranjero..... o que? que los mexicanos no tenemos cerebro suficiente para crear nuestras propias empresas sin tener que robar y monopolizar como lo hace el oportunista Slim?? que no se podrá dalre oportunidad al Euro como principal reserva de divisas para ponernos a intercambiar cultura y divisas con los paises europeos (y con condiciones muchos mas justas que las del imperio)???? sabes porque cuesta "entre 35,000 a 275,000 dolares" poner un empleo formal? porque las transnacionales por cada dolar que invierten se llevan 5 de ganancia SIN obligacion de invertir un solo centavo de esa plusvalia en mejorar las condiciones del pais!!!! ademas, quien dijo que queremos cerrarnos a las exportaciones??? lo que debemos hacer es DEJAR DE EXPORTAR CRUDO, debemos exportar LOS DERIVADOS del petroleo, creados aqui 100% mexicanos, si no nos la creemos, jamas saliremos del hoyo.
una cosa mas: ese desvario imbecil de "prefiero mil veces ser colonia de Eu." es una muestra mas de la lobotomizacion mediatica que sufren todos ustedes, adios!

México Liberal dijo...

No se trata de tener cerebro o no cerebro imbécil, pon un negocio que no sea una tiendidita de la esquina a ver cuanto tienes que invertir, quieres exportar derivados del petróleo que bien, y crees que ya con eso vas a crear un millón y medio de empleos CADA AÑO,Pemex tiene ahora 140,000 empelados que te gusta el doble sale 300,000 nada mas ceaste 160,000 te faltan más de un millón.

Ustede los izquierdistas son los que estan decerebrados de todo chingado de quejan, del Imperio, la manga que!. Y luego quieren que no haya pobres y que haya empleos y que el país prospere. Y se openen a la inversión extranjera, son unos imbéciles. Razonen. Ya dejen sus ideológias paralizantes que no sirven para nada.

Saben por que Irlanda pasó de 4,500 de ingresos per capita a 37,000 USD de HOY POR LA INVERSION EXTRANJERA IMBECIL!

Y sobran otros ejemplos Estonia, Islandia, Polonia, Rep Checa y ni que decir de Singapur ¿Sabes donde está? No sólo sabes donde esta Cuba ¿verdad? En cuba el ingreso per cápita es de 3,500 USD y cualquier cubana te da las nalgas por 25 USD pinches putas baratas muertas de hambre. ¿Eso quieres para las mexicanas?

Quieren empleos, salir de la pobreza y ponen todo lo que está de su parte para impedirlo.

Anónimo dijo...

Mira liberal plagiario:
Aquí hoy nadie te ha insultado (todavia), lo más que te han dicho es que vienes a pegar textos de otros blogs.
No tienes por qué decirle imbécil a alguien que no está de acuerdo contigo ni generalizar que las mujeres cubanas te dan las nalgas por 25 USDLLS. Si conoces Cuba, sabes que eso no es cierto y si la conoces, entonces ya nos estás diciendo que clase de turismo fuiste a hacer.
Acá en México tu mamá y tu hermana me dan las nalgas gratis y no por eso quiere decir que todas la mexicanas sean putas gratuitas.
ahh y no te molestes en insultarme, en caso de mentadas uso mamá prestada, la tuya...si es que tienes.

GUS dijo...

El libro al que hacen referencia sí está publicado en castellano, es de editorial Tendencias y editado en España, pero que se puede conseguir aquí en México. El nombre en español es: "Confesiones de un gánster económico" de Jonh Perkins.

Es un libro excelente para comprender mejor los tejes y manejes de la economía mundial (en especial de las políticas neoliberales) y sus consecuencias planetarias, nada más hay que ver la desastroza realidad.

Recomendado sobre todo para los ignorantes que creen que toda inversión extranjera es por el deseo infinito (realmente conmueve) de los capitalistas por sacar de pobres a los tercermundistas y elevar sus almas al cielo el día de mañana con sus buenas acciones. Por supuesto que hay distintos tipos de inversión extranjera y formas "sutiles" (asesinatos, golpes de estado) para que gobiernos acepten prestamos. No todo es tan simplón y bobo como algunos comentarios emitidos aquí.

Pero no quiero ahondar más, en el libro detalla todos estos temas. Leer y comprender requiere esfuerzo y neuronas, hablar sin saber sólo requiere hocico y cero neuronas, fácil no?