martes, octubre 03, 2006

Irrumpe presunto grupo armado en Oaxaca

Dos notas de la sección de actualizaciones de la página de internet de Proceso.

Irrumpe presunto grupo armado en Oaxaca
Declara la guerra a los gobiernos estatal y federal
Estallan explosivos de baja intensidad en tres bancos

México, D.F., 2 de octubre (apro).- En medio del clima de incertidumbre que priva en el estado de Oaxaca ante la posible irrupción de la fuerza pública, esta mañana tres instituciones bancarias fueron blanco de atentados perpetrados por un presunto grupo armado, denominado Organización Revolucionaria Armada del Pueblo de Oaxaca (ORAPO).
Dicha agrupación no tiene nada que ver con la que apareció a principios de septiembre último en la sierra norte del estado.
En una jardinera ubicada entre las calles de Rosales y Naval Militar, cerca de Banorte, uno de los bancos donde estallaron artefactos explosivos de baja intensidad, el presunto grupo guerrillero dejó un comunicado—sin membrete--, en que declara la guerra a los gobiernos estatal y federal.
“Estamos dispuestos a luchar con las armas, con las manos, incluso, para defender al pueblo oaxaqueño de las constantes agresiones. Este es el primer comunicado y el inicio de una serie de acciones tendientes a defender a los oaxaqueños de cualquier agresión de grupos policiacos y paramilitares", apunta el texto de la ORAPO.
La Asamblea Popular del Pueblo Oaxaca (APPO) emitió un comunicado para deslindarse de los hechos ocurridos entre las siete y media y ocho de la mañana. La APPO consideró que ese tipo de actos sólo buscan generar un clima de inseguridad y propiciar una intervención militar en la entidad.
Según reportes preliminares de la policía, los agresores lanzaron los artefactos explosivos contra las puertas de las sucursales Banorte, Banamex y Santander, las cuales quedaron destrozadas.
Escrito en computadora, el comunicado de la ORAPO señala que es el momento de darse a conocer "como una expresión armada revolucionaria surgida del seno de nuestros pueblos. Somos ciudadanos que hoy decimos ¡basta! y tomamos las armas para combatir al tirano y a los opositores a nuestro pueblo".
También declaran la guerra a "quienes se enriquecen con el sudor de nuestro pueblo", y aseguran que estos actos son "una forma propagandística de darnos a conocer, advirtiendo al gobierno que estamos preparados y dispuestos a luchar con nuestras armas para defender a nuestro pueblo".
Advierte, así mismo, que "seguiremos implementando acciones de mayor envergadura a instalaciones de la oligarquía burguesa", al tiempo que convoca al pueblo de Oaxaca a sumarse a esta lucha y buscar el contacto con los revolucionarios".
El comunicado señala que "el 2 de octubre no se olvida, es lucha combativa para actuar con las armas en la mano".
Firma "Ser Pueblo. Estar con el Pueblo, Hacer Pueblo. Hasta la victoria siempre. Libertad a presos políticos. Fuera Ulises Ruiz de Oaxaca. Solución a las demandas del pueblo. Organización Revolucionaria Armada del Pueblo de Oaxaca".
Peritos forenses de la Procuraduría local se presentaron a la sucursal bancaria para requisar el comunicado.
El inmueble quedó resguardado por seis elementos de la policía municipal, quienes se presentaron desarmados.

Acusa la APPO a Ulises Ruiz de montar una farsa con guerrillas ficticias
Rosalía Vergara y Pedro Matías
Se deslinda de los petardazos en Oaxaca
“Hasta el último minuto” se buscará un acuerdo, rectifica Fox

Oaxaca, Oax., 2 de octubre (apro).- El vocero de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), Florentino López, se deslindó del supuesto grupo insurrecto y acusó a Ulises Ruiz Ortiz de los “bombazos” y de montar una nueva farsa como la articulación de guerrillas ficticias.
“Es una estrategia que trata de montar el señor Ulises Ruiz para justificar la intervención del ejército”, añadió.
Más tarde, el presidente Vicente Fox Quesada rectificó su postura de la mañana y se pronunció por agotar "hasta el último minuto y segundo" toda posibilidad de un arreglo al conflicto en el estado de Oaxaca.
Previamente, el jefe del Ejecutivo había advertido con usar la fuerza federal si las negociaciones para destrabar el conflicto no prosperaban.
Ya por la tarde, matizó sus dichos: "Comentaba yo esta mañana, porque hoy es recurrente el tema de Oaxaca, y decía que lo que sí tenemos muy claro es que lo que no quiere la gente de Oaxaca ni la gente de cualquier lugar en el país es violencia".
Frente a la exigencia ciudadana, dijo, "hay que agotar hasta el último, hasta el último minuto y segundo, toda posibilidad de un arreglo, toda posibilidad de sacar adelante una solución para todos".
Agregó que "en seis años se escucha con claridad: México quiere unidad, no división".
En compañía del secretario de la Defensa Nacional, Gerardo Vega García, y del vocero Rubén Aguilar, Fox Quesada sostuvo que la fortaleza está en la unidad.
Insistió en que sólo hay un camino recto al desarrollo y a las grandes metas del país, "y ése está al descubierto en México, lo que necesitamos es perseverancia".
Por su lado, la APPO se deslindó de los petardazos de la mañana, y fue más allá, al atribuir su autoría intelectual a Ulises Ruiz, Lino Celaya Luría (titular de Protección Ciudadana) y Helidoro Díaz Escárrega (secretario general de Gobierno).
La APPO consideró que estos actos violentos son parte de un plan maquiavélico, en la idea de justificar la intervención de las fuerzas federales, y alertó en que esas acciones van a seguir en las próximas horas.
Lo cierto es que, acusó, desde el pasado 15 de septiembre se preveían actos violentos planeados desde las estructuras del gobierno estatal, como la colocación de artefactos explosivos o la creación de supuestos grupos guerrilleros para vincularlos a la APPO, y así desvirtuar el movimiento magisterial y popular.
Por su parte, el gobierno estatal condenó los hechos violentos --que causaron daños a tres instituciones bancarias y que fueron reivindicados por la hasta ahora desconocida Organización Revolucionaria Armada del Pueblo de Oaxaca (ORAPO), cuyas siglas incluso aludirían a las de la APPO.
Así, el MP inició las averiguaciones previas 1246/HC/06, 1247/HC/06 y 1540/PME/06 por los hechos registrados en Banamex de la calzada Porfirio Díaz; Banorte, ubicada en la esquina de Las Rosas y Escuela Naval Militar, en la colonia Reforma, y Santander Serfín, con domicilio en calzada Madero 543.
La primera explosión se registró en Banamex a las 7:10 de este lunes; aproximadamente diez minutos después estalló otro artefacto casero en Banorte, y alrededor de las 8:15 se repitieron los hechos en la sucursal de Santander Serfín.
Según el gobierno, los responsables utilizaron explosivos conocidos como “salchichas”, que están envueltos en poliuretano y contienen una mezcla de químicos activada por una mecha de acción lenta, con lo cual ocasionaron ruptura de cristales y otros daños en los inmuebles.

1 comentario:

Carlos Ortiz dijo...

En lo de la supuesta nueva guerrilla cabe mucho más que la duda razonable.