martes, mayo 01, 2007

¿Usted le cree a Soberanes?

Miguel Ángel Granados Chapa
Columna Plaza Pública
Diario Libertad
30 de abril de 2007

¿Usted le cree a Soberanes?
Yo tampoco. Porque es claro que a veces miente y en otras sospecho que lo hace. Como en el caso de la señora Ernestina Ascensio Rosario, probablemente asesinada, en que la Comisión Nacional de Derechos Humanos que preside el doctor José Luis Soberanes ha adoptado una línea de investigación que permita exonerar a priori a miembros del Ejército, inicialmente señalados como presuntos responsables del ataque sexual a la anciana de habla náhuatl que moriría a causa de esa agresión.
El primero en establecer como médica y no mecánica la causa de la muerte de la señora que pastoreaba sus animales la tarde del domingo en que fue agredida (o en que, para compartir esa absurda tesis, comenzó su agonía) fue el presidente Calderón, quien espontáneamente, sin pregunta expresa, en una entrevista para festejar sus cien días de gobierno dictaminó sobre el caso. Dijo textualmente el 12 de marzo, a La Jornada, que "la CNDH intervino y lo que resultó de la necropsia fue que falleció de gastritis crónica no atendida" y agregó contundente: "No hay rastros de que haya sido violada". Soberanes y la Comisión han negado haber informado a Calderón, antes que a nadie -porque la CNDH sólo emitió un boletín sobre el caso el 14 de marzo- sobre el resultado de la segunda necropsia, practicada el viernes 9 de marzo (en cuyo documento, por cierto, se lee sin lugar a dudas que la causa de la muerte fue mecánica, no médica). Ha sugerido que personal militar presente en la exhumación pudo haber sido la fuente de la información presidencial. Que no es así lo indica no sólo la mención expresa de Calderón a la CNDH sino el silencio de la autoridad militar (el general secretario de la Defensa Guillermo Galván Galván pudo haberlo dicho a los diputados en su comparecencia del jueves pasado) que no tendría empacho en reconocer que había ofrecido tal información a su jefe supremo.
Refuerza la hipótesis de que Soberanes miente sobre la filtración indebida de información a los afectados, la infidencia del diputado panista, general retirado Jorge González, que el 28 de marzo blandió ante reporteros un documento de la CNDH, donde se desarrolló el esbozo iniciado el 14 anterior, que sólo se publicaría al día siguiente, 29 de marzo, con esa fecha.
El descrédito de la palabra de Soberanes creció por un hecho en torno al informe de la CNDH sobre Oaxaca, presentado ante diputados el 15 de marzo anterior. Explícitamente la reportera Marcela Turati preguntó a Soberanes si había hecho conocer ese documento a Gobernación antes de su comparecencia legislativa. El ombudsman lo negó enfáticamente: "No, no, no...nosotros no lo presentamos a Gobernación ni mucho menos. Sería suicida, ¿no? (Excélsior, 26 de abril).
Pero ocurre que sí lo entregó, y hay constancia documental inequívoca a propósito. Se trata de una carta escrita en el papel membretado de Francisco Ramírez Acuña, secretario de Gobernación, signada por él y fechada el 6 de marzo, cuyo breve texto es elocuentísimo. El destinatario es el secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna. Las seis líneas de la carta dicen así, mayúsculas respetadas:
"El de hoy (sic, pues falta la palabra día) recibí el Informe Especial sobre los Acontecimientos de Oaxaca, que la Comisión Nacional de Derechos Humanos presentará ante las Comisiones del Congreso de la Unión el próximo día 15".
"El compromiso que asumimos con el Presidente de la Comisión, fue hacerle llegar nuestras observaciones y opiniones en un término de 72 hrs., por lo que le solicito atentamente los comentarios que el referido informe le merezca, a la brevedad posible".
Podría haber ocurrido que la primera línea del primer párrafo de la carta (recibí el Informe especial...) reflejara sólo una situación de hecho, resultante de que un informante de Gobernación obtuviera un ejemplar del documento citado. Pero la primera línea del segundo párrafo de la carta desnuda al informante sin lugar a dudas: Soberanes entregó a Ramírez Acuña el informe, no sólo para su conocimiento sino invitándolo a participar con observaciones en su configuración final, con la condición de que eso ocurriera en las 72 horas siguientes al recibo del documento en Bucareli.
Simple y llanamente, Soberanes mintió en ese caso. No disponemos aún de constancias documentales de que lo haga en otros, especialmente en el de la señora Ascensio Rosario. Es probable que la intervención de la CNDH en ese asunto no haya sido tan espontánea como sugiere el que la ejerza de oficio, sino por pedido de alguna autoridad federal, porque parte de la misma fecha en que la Procuraduría Militar iniciaba una averiguación previa que carecía de sentido de no ser porque algunos elementos del Ejército estaban involucrados en el momento inicial de la ventilación del caso.
Insistir en la evidencia (admitida en comunicados de la Sedena) de que hubo ataque sexual y probable participación de soldados es considerado en algunos medios de comunicación como terquedad que obedece a prejuicios o intereses. Y ha sido pretexto para torpes descalificaciones como la que pretendió Carlos Marín respecto de Carmen Aristegui, la más inteligente y acuciosa informadora de medios electrónicos. Pensé de pronto en la fábula del sapo y la luciérnaga en que ésta, sorprendida, pregunta al batracio por qué la aplasta y desde su rencor el agresor pregunta a su vez: ¿por qué brillas? Pero es una mala comparación porque en la vida real la luciérnaga sigue iluminando y el sapo se queda sapo.

5 comentarios:

Lorena dijo...

ah que desgraciados, lo leo y me dá asco!, pero asi es, estos sapos no pasaran de ser sapos, aun cuando quieran aplastar todas las luciernagas.
saludos

Alma Ma. Rico dijo...

Señor Erat,
"asté" disculpe los "ex-a-eructos" de mi parte, pero pa' l'otra, deje un recadito previo y no póstumo.
Si la lucha pro-AMLO esta muerta como quieren hacer creer, ¿por qué tanta "priocupación" por lo que se escribe en la "blogosfera" libre de "panáticos"?
Felicidades por este artículo de Miguel Angel Granados Chapa, una de la plumas más objetivas de nuestro país.
Por cierto ya la "procu" del estado de Veracruz ya dijo que el espurio tenía razón. Que los desgarres del ano eran porque tenía popó seca atorada en el intestino grueso.
Ojalá encuentren al pendejo que se los crea.

Anónimo dijo...

Saben porqué parecia violación?
porque le dio un sangrado pelvico

FECAL CREERÁ QUE SOMOS PENDEJOS????

http://www.eluniversal.com.mx/nacion/150590.html

"Ernestina Ascención no fue violada ni asesinada"

El procurador Emeterio López y el fiscal especial del caso, Juan Alatriste, informaron que la mujer falleció por parasitosis que le provocó un sangrado pélvico
- A A A +

Edgar Ávila
El Universal
Martes 01 de mayo de 2007
XALAPA, Ver.- La Procuraduría General de Justicia de Veracruz determinó que Ernestina Ascención no fue ni violada ni asesinada, con lo cual determinó no ejercitar acción penal y con ello cerrar el caso de la anciana indígena de la sierra de Zongolica.

El procurador Emeterio López y el fiscal especial del caso, Juan Alatriste, informaron que la mujer falleció por parasitosis que le provocó un sangrado pélvico.

Ambos funcionarios estatales dijeron a la prensa que con ello cerraron la investigación ministerial 140/2007/AE, pues el Ministerio Público determinó el no ejercicio de la acción penal por los delitos de violación y homicidio.

De acuerdo con familiares de la mujer de 75 años de edad, había sido violada -a fines del mes de febrero- por presuntos integrantes del Ejército mexicano destacados en la Sierra de Zongolica.

Pero, los funcionarios estatales detallaron que durante la investigación determinaron desechar los testimonios de las personas que acudieron a rendir su declaración sobre el caso, pues se trató de "testimonios de oídas".

"La muerte no es imputable a factores externos a la fisiología de su organismo", expresó el fiscal especial.

Explicó que de acuerdo con los dictámenes periciales existía un rasgado anal en la mujer indígena, pero no había indicios criminalistas de que haya habido la introducción de un miembro viril o de algún objeto.

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Anónimo:
Gracias por compartir la increíble nota.

Lorena:
Pobres sapos, ¿qué mal hicieron para merecer la comparación con un bicho tan repulsivo como Carlos Marín?

Alma:
Temía que nunca se llegara a enterar usté de mi regreso.

Nada consuela a los PANazis, bella palabra creada por mi compadre Beam y que define artera (si bien certeramente) a especímenes como el Mesías satánico Mustaff y sus guasones fascistoides. Nada consuela a los PANazis cuando ven que la gente resiste al lado de Andrés Manuel. Quisieran que el pueblo agradeciera la pérdida del poder adquisitivo que les debemos a Fox y FeCal; quisieran que la gente acogiera mansamente las mentiras de José Luis Soberanes; quisieran que todos los periodistas se vendieran al mismo bajo precio que Carlos Marín y Adela Micha; quisieran que todos los caricaturistas fueran tan domesticables como Magú, Rictus y Puerco Calderón; quisieran que todos los blogueros practicáramos el arte o la artesanía de lamer güebos tan bien como lo hacen Mustaff, Riqui Ventanas, el Soso Sosa...

Pero ya lo dijo Vicente Fox: somos unos renegados. Y así seguiremos mientras las cosas vayan mal: rezongando, jodiendo y renegando.

Saludos y no vuelva nunca a pensar ansina de su servidor. Por aquí nos seguimos leyendo, si gusta.

Alma Ma. Rico dijo...

Pos no soy muy participativa, pero acá seguiremos leyéndolo, que si no es porque deja dicho en el blog del Beam -otro de los que vale la pena leer- que ya había vuelto, yo ni por enterada.

¡Vive la resistance!