jueves, enero 18, 2007

Por qué el odio hacia AMLO

Gloria Reyes
Han pasado seis meses ya. En cada espacio al que acudo me encuentro a algún panista, afiliado militante, adherente o simpatizante, o ya cuando menos algún anti-AMLO. La plática propuesta de manera irremediable e inmediata es –no los entiendo- acerca de Andrés Manuel López Obrador y sus actos post-2 de julio. Que por qué tomó Reforma; qué por qué no se calla y deja de perder capital político; que de éste ya nada queda; que está entorpeciendo la buena marcha del país; que está loco y junto con él los que todavía lo seguimos; que ojalá nos lleve la chingada a todos juntos para bien de la nación.
He llegado a la conclusión de que quienes lo mantienen en alto, no somos quienes estamos con él sino sus detractores. Son ellos quienes lo mantienen vigente en las conversaciones.
Un día sostuve que tanto odio hacia el me parecían más bien amores despechados. En fin. Pero al día siguiente encuentro nuevamente panistas dispuestos a echar fuera sus contenidos rencores y parecen no encontrar paz en sus propios interiores.
Llego a otra conclusión: sus demonios internos no los dejan en paz. No es AMLO el causante total del infierno que los persigue a todos, empezando por Felipe Calderón y llegando hasta al más ignorado de sus simpatizantes o seguidores.
No, AMLO es sólo un ingrediente de ese explosivo coctel que llevan dentro. Y lo peor es que no lo saben, no han sabido atrapar bien a bien la causa de su rabia, de su frustración. La frustración de haber ganado. La vergüenza del triunfo.
Odian a AMLO porque no hizo lo que Cárdenas: sentarse a lamentarse de haber sido robado. Lo odian porque no les ha permitido celebrar un éxito que reconocen inmerecido, inexistente y, peor aún, desnudado.
Pero odian más a Felipe Calderón Hinojosa y a su equipo que no fue lo suficientemente hábil para hacer una trampa lo bastante inteligente y pulcra que no dejara dudas ni entre los mexicanos ni entre el resto de las naciones. Una trampa que fuera suficiente para garantizar la cohesión de México. Una trampa que ellos mismos pudieran creer, digerir, asumir, presumir. Odian más a Felipe Calderón y no se dan cuenta, porque por culpa de su torpeza no han podido borrarse del rostro, de la piel, una vergüenza que les aflora al tocar el tema y buscan en los seguidores de Andrés Manuel el blanco que creen perfecto para culpar a otros de su propio triunfo. Nunca en ningún lado tantos se han avergonzado tanto de haber ganado.
Eso es lo que realmente nos dividió. Un triunfo pírrico. Un triunfo con sabor a vergüenza que los persigue a diario y –a semejanza de las mentadas de la infancia- cada vez que respiran.
Andrés Manuel viene haciendo lo lógico, decente y congruente: proponer, plantear alternativas, ser vigilante del ladrón, convertirse en contrapeso efectivo al estilo de las democracias avanzadas del mundo.
A los tramposos no los ha desnudado López Obrador, se han desnudado solos ante los ojos del país y los viene desnudando Felipe Calderón, en cada spot televisivo, en cada mención radiofónica, en cada desplegado de prensa. A diario y a cada minuto Felipe Calderón les recuerda la vergonzosa forma en que le arrebataron al país la esperanza y el derecho a una democracia que hoy se advierte, al igual que la justicia, esquiva y distante.
Y entonces surge el rencor, el odio, el encono. Y se agiganta con cada minuto que pasa y en medio de la confusión, generada por los medios bajo control del Estado, al verdadero causante de su vergüenza. A quien les dejó el amargo sabor de la insatisfacción, de un deber no solamente no cumplido sino traicionado.
Me pregunté mucho y muchas veces lo mismo: ¿si los enojados deber ser los despojados, por qué son los ladrones quienes no hallan la paz? ¿Por qué se enfurecen al grado de transformar sus rostros? ¿Por qué tanta ira no contenida al hablar del perdedor si son los ganadores?
Creo haber encontrado una de las respuestas: en el fondo de sus seres aún albergan algo de vergüenza que se rebela. Y en esa rebelión odian y ese odio no encuentra, entre tantos fantasmas que los persiguen, al causante real de su desesperación. Y el causante es, como en la mejor trama detectivesca, el menos sospechoso: un triunfo que les avergüenza; un triunfo que les quita el sueño; un triunfo que saben no merecen.
Nunca en la historia del país tantos dedicaron tanto a pretender sepultar a un derrotado.
Será que saben que nunca lo vencieron.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi me pasa lo mismo con ciertas amistades que saben que voté por el peje, yo nomas los dejo que ellos solos se ahorquen en su propia verguenza de haber agarrado la presidencia a la mala.

Ron A. W. dijo...

Excelente observación.

Todos los parroquianos* que se tragaron la campaña de mierda en contra del peje, lo hicieron por vergüenza. Ahi va.

Nuestra sociedad es bien chismosa, que si el hijo de Luis Miguel, que si la "Britni", que si ya supiste que Bejarano y el "gober precioso", o sea, siempre comentando lo que dice la caja idiota a través de Dóriga, Alatorre, y anexos, Micha, Loret, Gómez Leyva, etc. Cuando la caja comenta que AMLO es un peligro para México, no importa quien esté detrás, quien paga ese mensaje, cuál es la intención, LO DICE LA CAJA, seguro que es verdad!.

Desde ese momento se siembra una semilla de vergüenza, el individuo en cuya mente germinó ahora necesita quitarse esa "mancha", pinche peje está loco, está enfermo de poder!! esta es la forma más fácil y efectiva de que los demás vean que odio al peje, y por ende soy congruente con la caja. Todo es por vergüenza, AMLO = Chávez = Echeverría = L. Portillo (planteamiento que hizo la caja sin mostrar UNA SOLA característica similar contundente e irrefutable, pero es la caja, debe ser cierto) Hombre! si apoyo al peje será como simpatizar con estos infames de la historia nacional, no puedo permitir que mis amistades me critiquen, mejor odio al peje y seré congruente con la caja.

Hoy Fecal es presidente, para decepción de muchos que considerabamos al peje, no perfecto porque pendejadas ha hecho y muchas, pero sí más honesto y comprometido con su palabra de lo que cualquier otro politicucho haya demostrado. La semilla de la vergüenza sigue creciendo y los anfitriones de esta se dan cuenta de que los precios van para arriba, las promesas no eran ciertas, la caja mintió, engañó. La vergüenza ya echó raíz y arrancarla va a doler.

*Parroquiano es un calificativo que he usado para describir a los que votaron en contra del peje, no por el significado religioso, sino por la conducta de "clientes seguros".

ErosGod1 dijo...

La caja no mintió, la caja o mejor dicho, los dueños de la caja tienen intereses e hicieron lo que tenían a mano para defenderlos y posicionarlos. Hoy hay un grupo que se hizo del poder con todo tipo de rgucias, excepto con democracia; ese grupo se fraguo desde hace algunos años en la Escuela Libre de Derecho, donde sobresalieron desde entonces dos personajes: Felipe Calderon y Claudio X González. El padre del segundo apoyó y protegió la carrera política del primero, en tanto fortalecia la carrera empresarial de su propio vástago.
Claudio X es presidente (desde el periodo foxista) de la mentada Fundacion Televisa, que mantiene nexos (intereses) con toda la clase política y con toda la clase empresarial (baste recordar el juego de marcas del mentado Teletón)quienes se someten a dichos intereses, ya que en algún punto seguramente llegaran a coincidir.

Un ciudadano común y silvestre como yo, se entera de estas cosas; me supongo que la luciferina inteligencia izquierdísta estaba enterada de esto y de más. ¿No midieron las consecuencias y alcances del contrincante? ¿Lo subvaluaron? o ¿simple lo desdeñaron, pateando el avispero?

Quiza sea tiempo de analizar los errores y desde ahora diseñay y construir una estrategia que nos permita competir evaluando todas las fortalezas y los flancos del enemigo.
Tenemos mas de 5 años para prepararnos como personas, como familias, como sociedad y finalmente como país para crear la sociedad justa, legal e incluyente que ronda en la imaginación de todos. Sin que esto implique la renuncia a vigilar y levantar la voz para llamar ladrón al que así obra.

Antonio dijo...

Este editorial expresa mucho de lo que yo he expresado en los últimos meses. Incluso he llegado a cuestionarme como un loco al ver lo que ocurre a mi alrededor

"Un día sostuve que tanto odio hacia el me parecían más bien amores despechados"

Voy a demandar a esa señora por plagio.

Ahora que estamos en el final del fut americano, yo diría que al peje le están aplicando "rudeza innecesaria"

El ejemplo es un bloguero a quien considero mi amigo (y que comenta aquí) y con quien, sin embargo, apenas empezamos a hablar del peje se empieza a enojar. Una vez me burlé dicéndole que le iba a acariciar la cabeza y decirle "yaaa, yaaa, ya pasó, el peligroso no ganó, ganó el pacífico, yaaa" y no dejó de recordármelo fuertemente el día que los panistas tomaron la tribuna en San Lázaro.

Un Abrazo

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Saludos, anónimo, Ron, Eros.

Antonio:
Cuando leí este artículo (alguien lo envió a mi buzón electrónico), también recordé mucho de lo que tú has comentado aquí.

Angeek dijo...

El odio prospera en terreno frágil e indefenso, tiene la misma raíz que el miedo.
Sí, en el fondo lo saben...perdieron

mafalda dijo...

.....
¡¡¡¡¡Clarín!!!!! eso es, ¡¡¡PERDIERON!!! les duele hasta el queque.... jejejeje ya que le van a hacer.

REM: No tengo pensado por el momento continuar escribiendo, tal vez unos meses más adelante. Pero andare visitando algunos blogs, y deleitandome con sus comentarios. Envío saludos y deseos de un buen año para vos.

Edgar: Aquí ando, estoy vivita y coleando, y apoyando al Peje.... mmmmm aunchhhhh, este no te enojes eh???
Tuve a bien abrir mi blog para intentar copiar en un puerto USB uno de mis cuentos, para publicarlo en una gaceta, abrí el blogger después de varias semanas y me encuentro una página cambiadísima, la bruta de mi le pico las teclas de tal manera que cambie mi blog a beta sin querer, y sopas perico que no puedo pasar mi cuento al puerto, me quede con los ojos de plato (la verdad así los tengo). Ahora da la casualidad que ya estoy en la onda Beta, y como tenía previamente un correo gmail, ese es creo el que esta registrado en el blog (mira la mera verdad ya ni le entiendo a la cosa esta).
Te dejo los dos correos a los que puedes escribir si deseas contactarme: cargandolatristeza64@yahoo.com.mx
mafaldasexi@gmail.com

Erat: Perdón por el rollo anterior, también dejaré el chisme previo en el blog de Edgar....

Mafalda

Aleks dijo...

Muy interesante reflexión.

Lapidaria la última frase.

¿Quién es la autora?

Anónimo dijo...

Extraordinario

Y como dice Aleks, la ultima frase esta de concurso :

Nunca tantos en este pais pretendieron tanto sepultar a un "derrotado".

Sera porque saben que nunca lo vencieron.

Yo creo que a AMLO lo odian poque saben perfectamente que es mucho mejor que su "presidente", y se dan cuenta todos los dias.
Eso les duele.

Hildebrando117 dijo...

Unos pocos días después de la toma de posesión de FeCal (un numerito más del que avergonzarse), expuse aquí mi curiosidad por el hecho de que si AMLO era "un cadáver político", ¿por qué les preocupaba tanto?

Alguien respondió algo así como que "porque no deja de ponerse en medio" y yo me pregunto, otra vez: ¿cómo puede un "cadaver político" interponerse a nada?

Me recuerda un poco la escena en que Hamlet hace que los actores ambulantes interpreten la muerte de su padre ante su tío y cómo éste se revuelve en su propia culpa.

Creo que el post de hoy maneja una interesante teoría: ¿será que a lo que realmente odian es a su tezcatlipilli (pequeño espejo)?

marichuy dijo...

Ese odio es resultado de la "gracia divina" de Fox, de la campaña de difamación de Fecal and company, así como de la absoluta mendacidad y maniqueísmo con que se manejan los noticieros en una sociedad que, como bien sabemos, no lee porque es teleadicta.

La peor desgracia de México es haberse convertido en la República de la Telecracia.

Anónimo dijo...

PAGARÁN Y NO PASARÁN

Una Mafia bien organizada y poderosa de México llamada "Aplanadora" y cuyo iceberg es Don Fe-Cal, odia a AMLO porque:

1) Les da envidia porque AMLO es honesto y actúa a la luz del día. Cualquier persona que actúa en la inmoralidad, ¡cómo quisiera actuar a la luz del día y no en las tiniebas!

2) Es un peligro para su capital, que han robado a casi 100 millones de compatriotas, en perjuicio sobre todo de 50 millones que han quedado prácticamente en la miseria. AMLO estuvo a punto de quitarles el "hueso" de un sólo golpe. La riqueza en México creció al doble y un poco más de 2000 a 2006. Si al mismo tiempo decreció el poder adquisitivo y aumentó la pobreza, ¿dónde quedó la bolita?

3) Porque perdieron las elecciones. La poca credibilidad que les quedaba se esfumó.

Una cosa es segura, ¡pagarán y no pasarán! Estas palabras se cumplirán en su momento al pie de la letra. A menos que pidan perdón y restituyan, con intereses, sobre todo a 19 millones de personas, muchos de ellos indígenas, que hoy cenarán sólo frijoles y estarán sintiendo un intenso frío.

REM

Ron A. W. dijo...

Esta jefe el comentario de REM, nada más que la verdad, y da un chingo de coraje!

muahaha dijo...

Por que tanto miedo a la libertad? Porque la necesidad del lider, del caudillo, del tlatoani?
Porque necesitan buscar una justificacion hasta en lo mas recondito del alma panazi?

La libertad implica responsabilidad, y responsabilizarse de su triste suerte debe ser algo muy cabron. Tal vez ahi esta la respuesta.

saludos