domingo, febrero 18, 2007

"Miento en eso": Carlos Tello

Federico Arreola
La Jornada
17 de febrero de 2007

Carlos Tello escribió en su libro 2 de julio, de editorial Planeta, que Andrés Manuel López Obrador dijo "perdí" la noche de ese día de 2006 en una suite del hotel Marquis Reforma frente a un grupo de 10 personas: sus tres hijos (José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo), mi hijo Federico Manuel, Marcelo Ebrard, César Yáñez, José María Pérez Gay, Mario Delgado y Nicolás Mollinedo.
El pasado 14 de febrero, en el programa de Carmen Aristegui de CNN en español, Tello dijo que no podía revelar la "fuente" que supuestamente le contó lo anterior. Lo cito: "La fuente me la reservo... es la única fuente que me reservo". Yo le respondí: "escribiste un libelo, una mentira total". Le exigí que probara que AMLO había dicho eso. No pudo hacerlo. Lo reté a que diera el nombre de su fuente, se negó varias veces. Insistí y Tello no soportó la presión. Me acusó: "Tú fuiste la fuente". Cuando le expliqué que lo iba a llevar a los tribunales por esa calumnia, reculó: "Miento en eso, efectivamente".
Mintió en el programa y mintió en su libro. Para muchos, él está haciéndole el trabajo sucio al gobierno. Es su problema, es su moral.
El siconalista Alberto Sladogna me envió una carta: mientras yo le decía a Tello que es "un mentiroso y él decía que no y trataba de salirse de su afirmación de 'perdí' que él pone en boca de AMLO y que le atribuyó a usted habérselo confiado, bueno, en uno de esos momentos usted lo pone contra las cuerdas con el asunto de la fuente, las mentiras y el libro, y él le responde: 'Mi fiente -trastabilla y corrige- mi fuente no la digo'. 'Fientes' es una bonita condensación entre fe, fuentes y mientes: mi fuente miente, la frase sería algo así: doy fe, mi fuente miente".
Miente su fuente y miente Tello. Así lo reconoció él mismo en la televisión. No hace falta decir nada más.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Miente en todo, esd un rajon del CISEN

El Otro México dijo...

Nisiquiera supo hacerle el trabajo sucio al gobiero pues no puede sostener sus mentiras, miente pero ni eso sabe hacerlo bien y ahora todos lo conocemos como lo que es, alguien sin escrupulos y sin palabra.