viernes, junio 01, 2007

“¿Tú le crees a Soberanes? Yo tampoco”

José Gil Olmos
Proceso
31 de mayo de 2007

México, D.F., 30 de mayo (apro).- Con un presupuesto de más de 700 millones de pesos anuales, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) es la institución en su género que más dinero tiene en el mundo. Pero ni con todos estos recursos su presidente José Luis Soberanes ha hecho su labor de defensor del pueblo. Al contrario, ha demostrado que sus intereses particulares van primero.

Ninguna de las tres presidencias anteriores en la CNDH ha sido tan mal vista y cuestionada como la del doctor Soberanes. Y no sólo por su protagonismo histriónico en los medios y en la política, sino también por la falta de autonomía e independencia ante las autoridades, la pésima administración de sus recursos y su ineficacia como defensor del pueblo.

En los últimos meses, el protagonismo y los intereses políticos le han ganado al ombudsman mexicano. Contrario a la naturaleza de su tarea, a contracorriente de lo que el país necesita, el doctor Soberanes no desperdicia una oportunidad para hacerse ver en la opinión pública o para defender al Ejército y al presidente Felipe Calderón, sin importar que ponga en riesgo la credibilidad de la institución como ha ocurrido con los casos de Ernestina Ascencio, Oaxaca, Atenco y la reciente controversia constitucional contra la despenalización del aborto que presentó en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

A Soberanes le cuesta trabajo deslindarse de sus propios intereses. Si bien es cierto que, en los primeros años de su larga gestión iniciada en 1997 tuvo un bajo perfil, también es cierto que en todos estos años no se ha comprometido en denunciar las tropelías cometidas por el Ejército y el Ejecutivo federal.

Todo parece indicar que son ciertas las versiones de que el presidente de la CNDH pretende saltar de la defensoría de los derechos humanos a la Procuraduría General de la República o a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Y para ello necesita de los favores de Felipe Calderón desde la Presidencia de la República.

Sólo de esta manera se puede entender el comportamiento del doctor Soberanes: está tratando de quedar bien con el presidente y su partido, el PAN, para avanzar en sus pretensiones políticas.

Sin embargo, lo que no se puede entender o aceptar es el enorme gasto que tiene en comidas exquisitas con facturas de hasta 16 mil pesos en la compra de caviar, patés y otros gustos carísimos cuando tiene el papel de defender a un pueblo que vive en la miseria.

Tampoco se puede comprender cómo ha dejado en la impunidad casos claros de violaciones a mujeres por parte de militares, como el de la señora Ernestina Ascencio.

En un juego de palabras, bien se podría aplicar al presidente de la comisión la máxima que Elba Esther Gordillo le impuso a Roberto Madrazo: “¿Tu le crees a Soberanes? Yo tampoco”.

¿Quién puede creerle al presidente de la CNDH cuando dice que, de motu propio, presentó la queja contra la despenalización del aborto en la Suprema Corte de Justicia, cuando al mismo tiempo lo hizo la PGR con la anuencia del presidente Felipe Calderón? ¿Quién le va a creer cuando afirma que él no ha actuado por consigna en los casos de Oaxaca, Zongolica, Guerrero y Coahuila, en los que militares y policías han cometido graves violaciones a los derechos humanos de ciudadanos?

Todavía se pueden recordar las palabras de Soberanes cuando presentó tardíamente el informe de Oaxaca y deslindó de toda responsabilidad al gobierno de Calderón: “No tiene porque pagar los muertos del pasado”, dijo de manera obsequiosa sobrepasando sus propios límites, pues su papel es enviar las recomendaciones al gobierno en turno para que se tomen las medidas necesarias y resarcir parte del daño causado.

Estas actuaciones han dañado de manera grave la credibilidad y la confianza social en la CNDH. Ha habido casos en los que los quejosos prefieren no entrevistarse con los visitadores, pues de antemano saben que no servirá de nada buscar su protección, ya que estos representantes de la comisión están coludidos con las autoridades estatales o federales, como ocurrió en Oaxaca.

Conocedora de esta situación, de esta crisis de credibilidad, la CNDH pagó recientemente inserciones en algunos medios con los resultados de una encuesta, según los cuales ésta institución sigue siendo confiable para la mayoría de los ciudadanos.

A pesar de los gastos de esta campaña de expiación de culpas y de autopromoción, en el fondo se da un efecto a la inversa, pues sólo se refuerza la percepción de que ha crecido la desconfianza en la autonomía e independencia de la CNDH presidida por el doctor Soberanes.

De poco sirve a una sociedad en crisis una comisión de derechos humanos sin peso, sin moral ni ética. Por eso, ya es tiempo de realizar cambios en la presidencia de la CNDH, no obstante que el tiempo fijado sea hasta 2008.

Y a partir de estos cambios iniciar una limpieza en su estructura y dejar a un lado los favores políticos para dedicarse a la función para la que fue creada: proteger y promocionar la defensa de los derechos humanos.

11 comentarios:

Adn dijo...

Buenas!

Un placer encontrar un medio alternativo de información en la red como este. Por aqui seguiremos checando lo que tengas que contar.

Saludos!

P.D. Mmm, como que yo tampoco.

Hildebrando117 dijo...

Cada vez es más fuerte el rumor de que Soberanes pertenece al Opus Dei

Jacinto Cenobio dijo...

El desprestigio de Soberanes en las ONG extranjeras ya es patente.
Esto del recurso de inconstitucionalidad ya se veía venir. Por algo la Iglesia Católica le bajó al nivel de ruido que traía.
Calderón reúne a Norberto, Soberanes, Medina y al Juez Anguiano y deciden tumbar la Ley que despenaliza el aborto. Tienen todo lo que necesitan para hacerlo: el poder y los medios de comunicación.

Ya verán que eso va a pasar, eso si, todo en el marco de la "legalidá".

Más claro ni el agua.

Lorena dijo...

Erat, y tu crees que realmente mejore la CNDH?, como bien dice el artículo, después de las cosas que han sucedido ahi con Soberanes, que persona pensante, volverá a confiar en esa institución, lo que yo me pregunto hasta donde llegaremos, que no hay nadie en el país, que pueda poner un alto a este tipo de personas, un alto al gobierno?, no lo sé, estoy tan lejos, y me siento tan frustrada, siento que no hay remedio para nada de lo que está pasando en el país!, cada dia perdemos mas la confianza en este mundo, pero sobre todo cada dia perdemos mas la confianza en México y la gente que lo gobierno. Que pena.
Saludos y que tengas un buen fin de semana

Lorena dijo...

Jacinto,
Tal vez, como dices, tienen todo el poder para tumbar la ley de la despenalización del aborto, sin embargo, quien queda peor como bien dices ante los ojos del mundo?, ningún país que presuma de ser demócrata y modernizado, puede decir no a dicha ley. Si en México se hace, es porque evidentemente estamos muy mal como pais y como gobierno. Así que dejemos que la historia y quien se aviente se las cobre.
saludos!

Anónimo dijo...

Soberanes no ha de tener madre.

Hildebrando117 dijo...

Veo con tristeza y terror el ejemplo de Polonia y su gobierno ultraconservador (quieren obligar a que cada ciudadano declare si fue o no "confesor" del ex régimen comunista, el ministro de educación declara que "no le gusta Darwin" ya que su teoría le parece "una mentira", analizan quitar del aire la serie Teletubbies porque "fomenta la homosexualidad"), y me pregunto si hacia allá nos dirgimos.

Hildebrando117 dijo...

¿Cuántas mujeres habrán votado por el PAN? Es como si un afroamericano votara por Pat Buchanan o un emigrante marroquí votara por Jean-Marie Le Pen...

Ron A. W. dijo...

Ojalá que así con esa prontitud y firmeza con las que Soberanes solicitó a la SCJN impugnar la despensalización del aborto, hubiera exigido justicia para doña Ernestina Ascencio, al menos seria coherente con sigo mismo el tipo. En el DF se le está llamando a las cosas por su nombre, es decir se despenaliza el aborto, no se dice que los fetos adquirirán gastritis ¿verdad? No le pesará esa sombra al wy?

Messy Blues dijo...

Saludos mi buen Erat. Nomás pa saludarlo y avisarle que dejo la grilla y mi blog estará solo unos días en lo que puedo volver a navegar de manera periódica. Fue un honor trabajar con usted en esto mi hermano.

Edgar dijo...

Recordando viejos amigos y cálidas peleas, vine a visitarlo.

Es sorprendente que tu blog siga la misma línea y te mantengas investigando y obteniendo información.

De tus anteriores contributors no veo nada......mmmmmmm, en fin. Tanta información y tantos conocimientos de uno de ellos que no sabía ni cómo usarlos. (Me refiero al frijolín)

Amigo un placer saludarte