miércoles, junio 06, 2007

Manuel Espino: úsese y tírese

Por: Eratóstenes Horamarcada

Suele identificarse al duranguense Manuel Espino con un PAN viejo, pasado de moda, reaccionario, apegado al catolicismo más intolerante y ferozmente anti-laico. Espino se esfuerza día a día en demostrar que todas estas acusaciones son ciertas; sin embargo, ha aprendido a coincidir, cuando menos en un vértice, con el sentido de la carrera de otro panismo, pragmático y (supuestamente) "moderno", representado por figuras tales como las de Camilo Mouriño y César Nava. La angustia y desesperación con que acogieron la muy grande posibilidad de perder la presidencia, obligó a "viejos" y "nuevos" panistas a acordar que, desde el 1º de enero de 2006, la forma en que los partidos llevarían a cabo sus campañas electorales cambiaría para siempre en nuestro país.

Si bien Espino hubiera preferido entenderse con Alberto Cárdenas, actual secretario de Agricultura, como "hombre del PAN" en la presidencia de la república --ambos son adeptos de la sociedad secreta denominada "El Yunque"--, los votos de los militantes por Cárdenas, quien en ningún momento se desplazó por encima del tercer lugar durante la contienda que definiría quién sería el candidato presidencial del partido, únicamente sirvieron para despojar a Santiago Creel (tampoco mal visto por Espino) de la posibilidad de suceder a Vicente Fox como primer mandatario, lo que redundó en beneficio del nombramiento de Felipe Calderón.

Calderón, pese a la inocultable antipatía que siente por Espino, contó con él como uno de los más aguerridos soldados de la campaña sucia calderonista en contra de Andrés Manuel López Obrador. A lo largo de más de medio año, el anticuado Espino hizo suyas las tácticas de los jóvenes ejecutivos de empresa (Nava, Mouriño) que actúan como asesores de Felipe Calderón. Tan comprometido estuvo Espino con esa campaña, que recientemente ha sido invitado por alguna universidad privada a platicar sobre las estrategias electorales del PAN en 2006.

¿Cómo recompensó Calderón a Espino por sus servicios? Aislándolo. Retirando de su proximidad, de su coto de influencia, cualquier instancia de poder. Espino ha denunciado en repetidas ocasiones cómo el Jefe de la Oficina de la Presidencia, Camilo Mouriño, intriga para que el partido, cuya independencia Espino cree garantizar, quede subordinado por completo a la voluntad de los hombres de Calderón.

Durante la Asamblea Nacional del PAN del pasado sábado, un grupo de delegados de los estados de México, Veracruz y Zacatecas manifestó estruendosamente su (¿inculcado?, ¿insincero?) repudio a Manuel Espino. No se trata, por supuesto --Salvador García Soto y demás loros se equivocan--, del anhelado divorcio del Yunque y el PAN, pues tan yunquista es Espino como lo es César Nava, a quien parecen apoyar los anti-espinistas del sábado, y quien probablemente sustituirá al duranguense en el liderazgo panista. Lo que está ocurriendo es, en realidad, la transformación cada vez más acabada del PAN en lo que fue el PRI durante 70 años; en palabras del propio Espino, "un apéndice del gobierno".

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Es como una mafia la politica. Ahora Manuel Espino esta llorando en su rincon.

Anónimo dijo...

El crimen no paga.

Antonio dijo...

Yo ya estoy organizando una quiniela ¿Cuanto tiempo va a pasar antes de que Espino empiece a soltar la sopa del complot?

Un Abrazo

mafalda dijo...

.....
Erat: ¡¡¡¡¡FELICIDADES MI NIÑO!!!!

Me he abrumado pensando sobre la guerra entre narcos. Los consejos Italianos y colombianos no son los que estamos viendo.
Utilizar al ejercito porque los grupos policiacos que le corresponde, estan involucrados en el narco...... vaya si que estamos fregados.

Le entro a la quiniela de Antonio.

Mafalda

Hildebrando117 dijo...

Antonio: ¿Espino acusando de complot a Mouriño? ¿qué no eso sólo es propio de los "nacos izquierdosos chillones" que son un "peligro para México"?

Jacinto Cenobio dijo...

No estoy tan seguro que su "fractura" pase más allá de esto. La derecha, cuando se trata de cerrar filas es capáz de vender su alma al diablo mandando al ìdem sus principios y anteponiendo ante todo sus más oscuros intereses. Después le daran su premo de consolaciñon para mantenerlo vivo para ser usado en lo que se necesite en el futuro. Ya demostró ser un buen "gato". Con perdòn de la ofensa que pueda yo causar a gatos estos felinos.

Anónimo dijo...

De acuerdo con anterior comentario. Lo necesitan tanto como el a ellos, porque es mas util de lo que lo quieren hacer ver. Si de verdad lo echan fuera, yo creo que perderian.

marichuy dijo...

Los usos y costumbres del viejo PRI, reeditados por los derechistas y muy catolicos panistas. No hay diferencia, al final todos inspíran lo mismo: asco.

Lorena dijo...

que maquiavélicos esos del PAN, lo malo es que utilizan técnicas ya muy antigüas, a ver si no se les devuelve...
saludos!