jueves, junio 21, 2007

Los intereses de HSBC

Omar G. Nieves Cosio
Periódico Express
20 de junio de 2007

En la media noche de este lunes pasado, “Honestidad Valiente A.C.” denunció a través del programa “La verdad sea dicha” la cancelación de la cuenta bancaria que habían abierto en HSBC, para que los simpatizantes del movimiento de resistencia civil pacífica aportaran sus cooperaciones para la causa que encabeza Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, dicha cancelación no fue promovida por la asociación civil, sino por el propio banco, al considerar que “así convenía a sus intereses”.

No tiene nada de sorprendente que un banco extranjero, y con “intereses” ciertamente capitalistas, le cierre las puertas a un movimiento político nacional que pretende terminar con la especulación y la voracidad agiotista que caracteriza a las instituciones bancarias de nuestro país. Lo que sí resulta repugnante, es que un banco como HSBC –perteneciente al sector privado– se valga de la función social que presta, para servir a “los intereses” del gobierno neoliberal, y que además, sigua cobrando los pagarés del Fobaproa.

Con tal de gratificar el apoyo que Felipe Calderón le hizo a la banca mexicana en 1998 mediante el rescate bancario que todos los mexicanos aún seguimos pagando –12 mil 815 pesos cada uno–, HSBC ha sido capaz de renunciar a una de las funciones por las que fue creado: “captar el ahorro”. Claro que el banco británico no abandonará por completo este importante servicio, pero ahora solo custodiará y administrará el dinero de los más ricos.

Pero seguramente que esta discriminación política tendrá consecuencias adversas para dicho banco. Para empezar, muchos cuentahabientes ya han manifestado su intención de retirar su dinero; y otros aseguran que jamás se les ocurrirá pedir algún tipo de préstamo o financiamiento económico en esta institución bancaria.

Por otra parte, los simpatizantes del Movimiento de Resistencia Civil pacífica ya han estado evaluando la posibilidad de formar e instituir un nuevo banco que sirva a los intereses del pueblo, y que tenga presencia en toda la república mexicana; porque, señalan, “ni modo que abramos una cuenta en el banco de Roberto Hernández –Banamex–”, ó, “ni modo que Ricardo Salinas nos administre el dinero en el Banco Azteca”; “ni siquiera Banorte (que se dice es el único banco mexicano) tiene la autoridad moral para recibir nuestro dinero, porque también fue rescatado con el Fobaproa, y luego compró la cartera vencida de deudores que había acumulado, a un precio mucho menor con el que la entregó al gobierno”.

Sin duda, ahora los “intereses que convienen” a HSBC es servir al gobierno federal; después, poder servir a alguien.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡Cuales chingados intereses si ese pinche banco de mierda no sirve!!!

Anónimo dijo...

Banco #$%&"=#/$"

Anónimo dijo...

#$&(

o sea

HSBC

Eratóstenes Horamarcada dijo...

¡Que chingue a su madre el cuentahabiente que no saque su lana de HSBC!

Y los directivos de HSBC: ¡hasta Hong Kong se van a Shangai a su madre!