domingo, noviembre 12, 2006

El falso empresario que apoya la represión

Nuestros lectores en Monterrey sabrán muy bien a quién se refiere el editorialista de La Jornada. Mientras viví allá, el camión que me conducía en la mañana a la universidad, atravesaba por la avenida Cuauhtémoc frente a esta florería que exhibe con puntualidad un mensaje nuevo cada semana, siempre con consignas autoritarias que a nadie preocupan, pues, por desgracia para el pueblo regiomontano, el PRIAN se las ha ingeniado para hacerles creer con engaños a no pocos que habitan "la tierra del empresariado" y que defender a los plutócratas es defender a Monterrey.
En lugar de demandar represión para los oaxaqueños, ¿por qué no se preocupa este falso empresario, este monopolista, por exigirles a las autoridades que él apoya que cumplan con su deber para que retorne la paz a Nuevo León, territorio gobernado en realidad, como todo el norte de México, por narcotraficantes?


"Díaz Ordaz: ...¿dónde estás..?"
Abraham Nuncio
En la parte alta de una florería luce una antena parabólica de disco grande. El propietario del establecimiento la ha utilizado para hacer una efectiva propaganda política. Ubicada la florería en una céntrica avenida de Monterrey, los mensajes que aparecen en la parabólica son leídos por miles de peatones y automovilistas a lo largo de semanas.
La leyenda más reciente inscrita en la parabólica no deja lugar a dudas sobre las convicciones del empresario dedicado a la venta de flores: "Díaz Ordaz: ...¿dónde estás..?"
[...] Uno tendría que preguntarse por qué los empresarios organizados, sobre todo los de Monterrey, han vilipendiado al ex presidente Luis Echeverría Alvarez, pero no han tocado a Gustavo Díaz Ordaz, su antecesor y el principal responsable ­él mismo lo asumió así en su último Informe de gobierno­ de la masacre de la plaza de las Tres Culturas en octubre de 1968.
Y de manera más general: preguntarse por qué los empresarios nunca han cuestionado los actos represivos del gobierno y, más bien, se han destacado como sus inductores.
Monterrey, escogida desde la época de Salinas de Gortari como plaza adecuada para manifestarse a dos voces los personeros del poder y los empresarios en favor de políticas antipopulares y entreguistas, no fue la excepción en la reciente Cumbre de Negocios celebrada a pocas horas de iniciada la represión contra activistas e inocentes en Oaxaca. Se había cumplido así con la demanda empresarial, encabezada por la Coparmex, de imponer el estado de derecho en esa pobre y depredada entidad.
Los anuncios discurrieron como augurios y refrendos gratos a los oídos de los asistentes. [...] Y para que [la inversión foránea] fluya, antes que en educación lo esencial es invertir en seguridad. Según la información de Notimex, [Calderón] "admitió que para combatir la inseguridad habrá que invertir tiempo, dinero y 'hay que decirlo, muy probablemente, más vidas'". En este último renglón es probable que el panista haya percibido una avaricia rayana en la codería. Como dijo Iván El Terrible, con ademán de pena, cuando le anunciaron la cantidad de bajas en el enemigo: "¡Demasiado pocas!"
Cuando lo prioritario es combatir la inseguridad y no sus causas, la lógica conduce a prever más Oaxacas. [...]

Lean el artículo completo en su sitio original.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Luego que porque odiamos a los regios....

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Pero no todos somos así, amigo anónimo.

jacinto cenobio dijo...

¿odiamos? "kemo saby". Anónimo intolerante: yo no me considero involucrado en tu tercera persona del plural.

SI el dueño de la florería usa lo que alguna vez sirvió de antena parabólica para manifestar sus añoranzas, alla él. Al final, él no representa a nadie.

KIKKA dijo...

UN ABRAZO PARA TODOS
la kikkilla anda como loquilla
persiguiendo paisanos istmeños

al Beam
a la Toncha
y a E H
que casi me rompo la choya
cuando lei Heratóstenes
je je

un beso!

Ron A. W. dijo...

Es verdad anónimo, los regios tienen muchos malos elementos, como este señor, Panda, etc. Pero pues acá en el D.F., en el sur, tampoco faltan. Si nos podemos a discutir a dónde hay más, va estar ociosamente cabrón.

Lo importante es que hay regios que se dan cuenta y denuncian a estos weyes que independientemente de su origen, son unos cínicos hijos de..!

En cuanto al florero este, sugiero que algún regio se vea hábil y aplique el ingenio para callarle el hocico, o la antena pues.