lunes, octubre 13, 2008

Revista Proceso: selección del libro de memorias de Ugalde

Esta semana, la revista Proceso ofrece una selección del libro de memorias del ex-presidente del IFE Luis Carlos Ugalde. El libro se titula Así lo viví, testimonio de la elección presidencial de 2006 y será publicado por la editorial Grijalbo. Como ocurre siempre con los libros de memorias de los hombres que se han dedicado a la política (Carlos Salinas de Gortari, José López Portillo), pocas razones hay para pensar que Ugalde intentará otra cosa que "limpiar su nombre"; con todo, resultan interesantes las revelaciones que dejan ver las palabras de Ugalde, aunque haya que leer "entre líneas". Por ejemplo, pese a que Ugalde pretende retratarse a sí mismo como si hubiera sido muy independiente de Elba Esther Gordillo, su propio dicho lo pone en ridículo y realza la participación de Gordillo en el proceso electoral. Asimismo, Ugalde formula de manera cautelosa una pregunta: ¿sería presidente hoy Felipe Calderón si el IFE no hubiera tolerado por tanto tiempo la campaña sucia del PAN y los súper empresarios en contra de Andrés Manuel López Obrador? En este blog les ofrecemos una "selección de la selección" de lo que escribió Ugalde, esperando que despierte el deseo de los lectores de adquirir el número de esta semana de Proceso, una de las pocas revistas de circulación nacional que intenta cubrir con objetividad los acontecimientos más relevantes de la vida política de nuestro país (Nota: las observaciones entre paréntesis de los siguientes párrafos las hace Proceso, no Ugalde).

(...) La interrogante central es si el conflicto después del 2 de julio es consecuencia de que las contiendas fueron inequitativas. Si Fox no hubiera hablado y los empresarios no hubieran transmitido sus spots, ¿López Obrador habría aceptado el resultado que no le favoreció? Y, más importante quizá, ¿habría ganado Felipe Calderón?

(...)

Hacia las 11:40 de la noche (del 2 de julio de 2006), poco antes de entrar a la última sesión del Consejo General, cuando iba a bordo de la camioneta que me transportaba a la sala de sesiones, hablé con el presidente (Fox). La charla fue ríspida y desagradable.

-Señor presidente, como ya lo ha escuchado, la elección está tan cerrada que no pudimos anunciar quién ha ganado la elección para presidente de la República.

Esperaba una respuesta de apoyo institucional. No la hubo. Con tono seco y altivo me dijo que era una lástima que no hubiera anunciado ganador. Según él, todas las encuestas "serias" mostraban un ganador claro (...) Me dijo que estaba colocando al país en una situación de ingobernabilidad por no haber dado ganador.

En ese momento me enojé y exalté. ¡Cómo era posible que Fox le reclamara a la autoridad electoral y, con sus palabras, sugiriera como error no dar ganador! El IFE es una autoridad que da resultados si los hay, y nuestra función no era anunciar triunfos "para que hubiera gobernabilidad", sino dar resultados, aunque éstos fueran que, con base en la información dura, todavía no había ganador. (...)

Con su tono y actitud, Fox pretendía transferirme a mí la culpa de la posible ingobernabilidad del país. Olvidaba que sus declaraciones durante las campañas habían contribuido a construir un clima conflictivo. Molesto, le dije:

-Mi función como presidente del IFE es respetar los acuerdos del Consejo General y acatar la decisión del Comité del Conteo Rápido. El comité me informó que la elección está tan cerrada que es imposible saber quién ganó. Y así lo hice.

Colgamos de manera abrupta. Yo estaba bastante molesto. Supongo que él lo estaba más.

Cuando estaba bajando de la camioneta (...), (Alejandro) Ríos Camarena (secretario de Ugalde) recibió en su teléfono una llamada de Elba Esther Gordillo.

-Habla Elba Esther Gordillo. Comuníqueme con Luis Carlos Ugalde -le dijo la lideresa magisterial.

-El doctor Ugalde no puede tomar la llamada, está a punto de entrar a la sesión del Consejo General.

-¡Cómo que no puede tomar la llamada! Usted no sabe quién soy.

Mientras caminábamos para ingresar a la sala de sesiones, observé a Alejandro contrariado. En ese momento no sabía con quién hablaba. Elba Esther le decía:

-Necesito hablar con él, porque está poniendo al país en una situación muy grave. Necesito hablar con él antes de que inicie la sesión.

Ríos Camarena insistió:

-No puedo comunicárselo.

La doble negativa de Alejandro enfureció a "la maestra". Ella había sido gestora de mi elección como presidente del IFE en 2003 y en el momento más crítico de mi gestión mi secretario particular le negaba hablar conmigo. Lo insultó y le dijo que se arrepentía de haber votado por mí como presidente del IFE años antes.

-Ha sido el peor error de mi vida -dijo Elba Esther.

Alejandro cortó la llamada. (...) Eran las 11:45 de la noche. Mientras entrábamos en el salón de sesiones sentí un ambiente tenso. Muy diferente de la sesión de esa mañana. Sonó nuevamente el teléfono de Ríos Camarena.

-Necesito hablar con el consejero presidente.

Era nuevamente Elba Esther Gordillo.

-No puede tomarle la llamada -reviró Ríos Camarena.

-Dígale que le faltó valor para decir quién ganó.

(...) Tiempo después una persona que había presenciado la conversación de Elba Esther con mi secretario particular me narró que estaba furiosa. Quería que anunciara que Calderón había ganado. Al colgar (...) habría dicho:

-Le faltaron huevos a Ugalde.

(...)

(Ese mismo 2 de julio, antes de que Ugalde hablara con Fox, Ríos Camarena había contestado otra llamada.)

(Ríos Camarena) me dijo: "Felipe Calderón quiere hablar contigo". Hice una exclamación silenciosa con los brazos, en tono de rechazo. (...) Todas las reglas eran conocidas y estaban a la vista (...).

-El doctor Ugalde no está tomando llamadas de ningún candidato -contestó de manera inmediata Ríos Camarena, al observar mi reacción. Del otro lado de la línea insistían en que Calderón quería hablar conmigo.

-Lo lamento -dijo Ríos Camarena-, es una decisión tomada hace días y no hablará con ningún candidato.

Desde las cuatro de la tarde, Felipe Calderón tenía la certeza de que había ganado la elección, y quería que el presidente del IFE lo anunciara (...) Sin embargo, partía de un error. Efectivamente, iba literalmente arriba en la mayoría de las encuestas de salida, pero la distancia que lo separaba era tan pequeña que el conteo rápido sería insuficiente para determinar, con plena certeza, que el candidato del PAN era el triunfador esa noche.

(Durante la campaña, cuando el TEPJF ordenó al IFE suspender los spots donde se calificaba a López Obrador como "un peligro para México", Calderón también había hablado telefónicamente con Ugalde.)

Argumentó que si el IFE los prohibía (los spots), se estaría limitando la libertad de expresión y se daría un golpe a la democracia. Su tono de voz reflejaba molestia. Expresó que era inadmisible que los consejeros cediéramos frente a las pretensiones del PRD. Me dijo que tenía derecho a decir lo que pensaba, y que el IFE no se lo podía prohibir. (...)

Le dije que la señal del Tribunal Electoral era muy clara. "Los magistrados quieren que se detengan las campañas negativas. Si no lo hacemos nosotros -explicaba-, lo harán ellos, y yo no puedo permitir que el IFE sea omiso frente a un mensaje claro de los magistrados". (...)

El tono de la charla era áspero. Calderón insistía en que no teníamos derecho a retirar sus spots.

-Lo lamento mucho, pero mi voto es a favor del retiro de los spots y no lo cambiaré -reiteré al candidato del PAN.

Con el paso del tiempo he recordado varias veces esa conversación. He reflexionado sobre el contraste entre el Felipe Calderón que como candidato era defensor de la libertad de expresión, a costa de lo que fuera, y el Felipe Calderón que como presidente publicó una reforma constitucional, en noviembre de 2007, que prohíbe el tipo de publicidad política que él mismo empleó contra AMLO y que defendió ante mí en abril de 2006 (...).

2 comentarios:

Grillo dijo...

Se ve interesante el libro aunque sea del pinche Ugalde fraudulento.

Anónimo dijo...

hola soy de san luis potosi en soledad el municipio mas grande despues de la capital potosina gano PRD y en los PREP ponen todo lo contrario que se puede hacer.
asesorenos por favor