jueves, agosto 02, 2007

¿Quién los mandó matar?

Sabían demasiado. ¿Quién los mandó matar?

Participaron agentes muertos en Guerrero en decomiso a Zhenli
El Financiero
2 de agosto de 2007

* Josué Hernández Hernández y Aníbal Sánchez Peredo fueron asesinados en Mochitlán
* Los efectivos también participaron en el aseguramiento de 19 toneladas de pseudoefedrina en Michoacán en 2006


México, 2 de agosto.- Los agentes federales Josué Hernández Hernández y Aníbal Sánchez Peredo asesinados en Mochitlán, Guerrero, participaron en el decomiso de más de 205 millones de dólares pertenecientes al chino Zhenli Ye Gon.

Los efectivos encontrados ayer muertos en el paraje conocido como Cruz Alta, en el municipio guerrerense, también participaron en el aseguramiento de 19 toneladas de pseudoefedrina en Lázaro Cárdenas, Michoacán, ocurrido en noviembre de 2006.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal informó en un comunicado que Hernández Hernández intervino en el desmantelamiento de bandas de secuestradores en el Distrito Federal y en la liberación del entrenador de futbol, Rubén Omar Romano

De igual forma colaboró en la detención de los principales líderes del cártel de Tijuana en 2005, además en la erradicación de laboratorios para la elaboración de droga sintéticas en Jalisco.

Por su parte, Sánchez Peredo participó en la desarticulación de células de operación del cártel de Juárez y en el desmantelamiento de laboratorios de drogas sintéticas en Jalisco.

La dependencia precisó que del homicidio de los dos elementos tomó conocimiento el Agente del Ministerio Público del fuero común, que inició la averiguación previa BRA/MOCHI/013/2007 por el delito de homicidio.

Hernández Hernández y Sánchez Peredo egresaron del Instituto de Capacitación Policial con reconocimiento honorífico y actualmente participaban en tareas especiales de alto riesgo dentro de la institución, apuntó.

La Secretaría de Seguridad Pública lamentó la pérdida de los agentes federales y expresó su solidaridad con los familiares.

La muerte de Hernández Hernández y Sánchez Peredo siempre estará presente en la memoria de quienes integran la Policía Federal y que están dispuestos a combatir el crimen con valentía y honor, manifestó la dependencia. (Con información de Notimex/APB)

11 comentarios:

Anónimo dijo...

como que quien los mando matar? ahi te va una pista: es chaparrito pelon y usa lentes...

PEPMAC dijo...

No, ese Chaparrito Pelon que usa lentes, nada mas le dijo a otro, que le dijera a otro, que mandara a otro, para que se tronaran a los agentes.

jejejeje

Saludos

Ron A. W. dijo...

El no los mató,
fue la misma sociedad
y el chino con el que se asoció,
ay que chaparrito señor!

Daniel H dijo...

Hola, ¿Les interesaría un intercambio de link?

Por lo mientras yo ya agregué al Pedote.

Pueden checar mi blog aqui:
México Desgraciado

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Gracias a todos por su visita, su lectura y sus comentarios.

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Daniel:

Tu blog, además de un excelente diseño gráfico, contiene información valiosa. Desde luego, lo agregaremos a nuestra sección de enlaces con mucho gusto.

mafalda dijo...

.....

No,no,no...... ¡¡ya sé!!... fue el pinche Chino, el tiene la culpa de TODO.......

No se confundan eh??? jejejeje

PD. Un saludo y abrazo Erat

Mafalda

Daniel H dijo...

Gracias por agregarme, con respecto a lo del diseño... ejem... lo saqué de esta página, yo solo le di unos retoques.

Saludos

Jacinto Cenobio dijo...

¿Y Carl Sagan que culpa tiene?
Snif snif...
Saludos mi buen EH.

Anónimo dijo...

no fue el pelon,chapalo con lentes fue el pelon ,chapalo, chorejas, no sean pendejos

la flaca dijo...

Pues sí, sabían demasiado. Y por lo que se ve en el curriculum que la misma corporación da a conocer, eran de los poquísimos agentes que todavía hacen bien su trabajo, ya que a decir del comunicado, habían conseguido bastantes buenos resultados en contra del crimen organizado. Seguro fueron demasiados los detalles que ellos descubrieron en la operación de decomiso de Ye Gon y no era conveniente para las altas esferas que por error, accidente o inconformidad puediesen abrir la boca.
Si yo hubiera estado en su lugar, en cuanto supiera que cuento con información privilegiada, me voy al chuco y pido asilo político, presento pruebas y hasta la residencia y protección a testigos podría conseguir.
Pero el hubiera no existe, ni pex.