jueves, julio 19, 2007

Las revelaciones importantes no las hizo "El Chino"...

... sino el propio gobierno.

Era de preverse desde la tarde de ayer que, a esta hora del jueves, los locutores, columnistas y caricaturistas consentidos del gobierno estarían haciendo mofa de las escasas y desabridas revelaciones de Zhenli Ye Gon, empresario sospechoso de narcotráfico al que la prensa mexicana --siempre creativa y original-- ha rebautizado como El Chino.

En efecto, si una semana atrás los abogados norteamericanos de Ye Gon convocaron a los medios de difusión masiva de Estados Unidos y México a una conferencia, con la promesa de dar a conocer información escandalosa, la verdad es que en la rueda de prensa de ayer no se dijo nada sustancial que no se hubiera dicho antes. Los defensores del empresario pretendieron desatar un videoescándalo sin videos, pues las grabaciones donde ellos aseguran se documenta gráficamente el tipo de tratos que unían a su cliente con agentes del gobierno, permanecerán en el secreto hasta después de la muerte de Ye Gon. Son su seguro de vida, se dice --cuánta transparencia--; uno de los naipes que le permiten al Chino negociar con el gobierno mexicano su libertad.

No obstante, para desgracia de Felipe Calderón, su secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón --nervioso porque el Chino señaló en diversas entrevistas a un tal "Javier Alarcón" como uno de los personajes que lo habían amenazado de muerte si no cooperaba con la campaña presidencial de Calderón-- decidió viajar a Estados Unidos con la intención declarada de defenderse de las acusaciones de Ye Gon. Sólo que no era Ye Gon quien lo acusaba; fueron los periódicos, la televisión y la radio los que deslizaron la idea de que "Javier Alarcón" era Javier Lozano Alarcón. Lo que es más importante: Lozano Alarcón no tenía por qué fatigarse y demandar al empresario en tribunales estadunidenses; como le recuerda Marcela Gómez Zalce al Lic. Lozano --egresado, al igual que Calderón, de la Escuela Libre de Derecho--, los dos primeros artículos del Código Penal Federal establecen que: "1º.- Este Código se aplicará en toda la República para los delitos del orden federal"; y "2º.- Se aplicará asimismo a) Por los delitos que se inicien, preparen o cometan en el extranjero, cuando produzcan o se pretenda que tenga efectos en el territorio de la República". Aunque Ye Gon hubiera difamado a Lozano en otro país, al haber producido su difamación efectos perniciosos en México, el secretario no tenía por qué ir a ese otro país a pelearse con Ye Gon; bastaba con denunciarlo ante nuestra PGR.

Con todo y que es egresado de la Libre de Derecho, no parece probable que el error del secretario se deba a su ignorancia jurídica. Es mucho más verosímil que haya ido a negociar con Ye Gon. ¿Tal vez este viaje justifique la esterilidad en que desembocó la rueda de prensa?

Empero, ayer sí hubo revelaciones importantes. No partieron, ciertamente, de la boca de "Charley Ye". Gracias a nuestros contactos en la
Lavandería Express "El Chino", nos enteramos de que el propio gobierno calderonista vuelve a decirlo todo con sus actos: los tan manoseados 205 (¿no que 207?) millones de dólares son, desde ayer, tenidos por la PGR como dinero abandonado que debe usarse --cuanto más rápido, mejor-- "en beneficio de los mexicanos" (cuando menos de dos: Calderón y Lozano). La Secretaría de Hacienda juzga "irrelevante" lo que esté ocurriendo, haya ocurrido o vaya a ocurrir con este dinero.

D
espués del edicto publicado por la PGR en el Diario Oficial de la Federación, se pierde para siempre la posibilidad de indagar el origen y los destinos por los que haya pasado el dinero incautado a Zhenli Ye Gon.

Por lo que han hecho, no por lo que han dicho, es que los conocemos.

Podrá Gobierno mexicano usar dinero decomisado a Ye Gon
Carlos Benavides y Silvia Otero
El Universal Minuto por Minuto

18 de julio de 2007

Publica la PGR a través del Diario Oficial un edicto que decreta “abandono del dinero” incautado a favor de los intereses de México y de los mexicanos


08:12
Los 205 millones de dólares que las autoridades federales decomisaron en la residencia del empresario mexicano de origen chino, Zhenli Ye Gon, en las Lomas pasó a ser parte del patrimonio de México y de los mexicanos y podrá ser utilizado por el gobierno.

La Procuraduría General de la República por medio de un edicto publicado en el Diario Oficial decreta “que los bienes de referencia han causado abandono a favor del gobierno federal” de acuerdo con el Código Federal de Procedimientos Penales.

A partir de hoy la Secretaría de Hacienda iniciará los trámites a través del Servicio de Administración y Enajenación de bienes (SAE), para que el gobierno mexicano pueda disponer de la millonaria suma, que se repartirá en tres instancias: para el sector salud, para el poder judicial de la federación y una más para la PGR.

Con esta estrategia jurídica, la PGR no tendrá que esperar a que un juez determine si Ye Gon es o no culpable de los delitos de narcotráfico y lavado de dinero que se le imputan, y si los recursos también tienen origen ilegal para poder hacer uso del dinero decomisado.

La decisión del Ministerio Público, Raúl Hernández Cruz, de la PGR detalla que desde el 4 y 9 de abril pasado se notificó mediante edicto a Zhenli Ye Gon, sobre el decomiso del dinero sin que manifestara nunca sobre su propiedad, y trascurrieran 90 días como lo marca la ley para que reclamara su posición, por lo que se decretó el abandono a favor del estado.

Actualmente los más de 205 millones de dólares se encuentran bajo resguardo en un banco de Estados Unidos, aunque el gobierno mexicano ha asegurado que la ficha de depósito de esos recursos se encuentran en poder del estado mexicano quien puede disponer de ellos cuando lo considere necesario.

La medida tomada por la PGR se da horas antes de la conferencia de prensa que sostendrán en Washington los abogados de Ye Gon, y uno de los objetivos de los litigantes es que su cliente recupere el dinero que según ellos no tiene una procedencia ilícita.

9 comentarios:

Silvia dijo...

Obvio: si el gobierno están lavando el dinero con tanta prisa es que no quieren que sepamos de donde vino y por donde pasó antes de llegar a la casa del chino.

Anónimo dijo...

El chino ya cumplio, ahora el lavado de dinero corre por cuenta del gobierno.

chino cochino dijo...

Si los periodistas pro-calderonistas creen que echando mentiras van a lograr, que la gente se olvide del asunto, estan equivocados. En otros medios estan dando informacion ,de que el chino cochino es testigo protegido del gobierno de USA, asi que no va a ser facil para Fecal ponerlo en la carcel, o hacerle algo.

Anónimo dijo...

Así que, por sus frutos los conocereis.

Mateo 7. 15-20

Eratóstenes Horamarcada dijo...

;)

Angeek dijo...

Mateo tiene razón.

Anónimo dijo...

Don Eratóstenes, hoy, Miguel Angel Granados Chapa apunta en la misma dirección de usted. Mis respetos.

Alma Ma. Rico

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Saludos, Angeek.

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Saludos, Alma. Muy bueno el artículo de Granados Chapa, cuya columna Plaza Pública, por cierto, está cumpliendo 30 años de su primera aparición.