domingo, octubre 28, 2007

La renta petrolera de 2007

José Antonio Rojas Nieto
La Jornada
28 de octubre de 2007

Una vez más, las cotizaciones internacionales del petróleo alcanzaron un máximo histórico en moneda corriente. Sin duda se acercan ya a los altos valores constantes de 1980 y 1981. Tanto en términos de precio, como del peso o significación de lo pagado anualmente por el petróleo consumido respecto al valor anual del producto mundial.

Lo sorprendente –acaso ya no tanto– es que este viernes 26, el barril del marcador West Texas Intermediate (WTI) cerró a 91.86 dólares. Y el de nuestra mezcla mexicana de exportación en 76.95. Mucho movimiento de compra y venta de futuros explica estos últimos ascensos.

Los Fondos de Pensiones que compraron mucho crudo hace dos o tres años, toman utilidades. Pero también restringen sus ventas cuando el mercado reacciona la baja, como sucedió los días 17 y 23 de octubre.

Ya habrá ocasión de tratar un poco más ampliamente eso que en inglés denominan open interest; se trata de la expresión del número de contratos y el volumen de crudo que día a día se comercializa, en nuestro caso en el mercado spot de Nueva York.

Y, para ejemplificar con lo comercializado este viernes, para las entregas a un mes, a dos meses, a tres meses y así sucesivamente hasta diciembre de 2015. Los primeros comentarios hacen pensar en que este viernes se registró un récord de contratos negociados. Sería expresión de un ascenso en el volumen de crudo negociado en la bolsa y que da precio a los contratos de suministro de todo el mundo. Pero ya comentaremos eso en otra ocasión.

Lo cierto es que con el alto precio del viernes, el promedio del mes de octubre se acerca a los 85 dólares para el caso del WTI. Y a los 72 dólares para el caso de nuestra mezcla. Recordemos que el precio presupuestal para este año fue de 42.80, con una plataforma de exportación de mil 648 millones de barriles al día. Y que el tipo de cambio presupuestal para convertir los ingresos petroleros a moneda nacional fue de 11.10 pesos por dólar.

Pues bien, si en noviembre y diciembre se conservaran los precios al nivel del mes de octubre, el WTI cerraría en 71 dólares. Y nuestra mezcla en cerca 60 dólares por barril. Ahora bien, si el volumen de crudo exportado en todo 2007, fuera similar al del promedio de los primeros 10 meses del año, los resultados serían los siguientes. Un precio medio de nuestra mezcla mexicana de 59.38 dólares por barril, 16.58 dólares por barril superior al presupuestado. Y un volumen de crudo exportado superior en 58 mil barriles al día, también al presupuestado (un millón 648 mil al día).

Esto arrojaría ingresos por estas exportaciones superiores en cerca de 11 mil 700 millones de dólares a lo presupuestado. Un poquito menos en pesos considerando un leve ajuste a la baja del tipo de cambio. Pero, pero… los ingresos por petróleo del gobierno federal –básicamente los derechos de extracción de hidrocarburos– no se reducen a los captados por el volumen de crudo exportado. Internamente Pemex Exploración y Producción (PEP) destina cerca de un millón 400 mil barriles diarios a la refinación interna. Este petróleo también fue presupuestado, con una cotización casi dos dólares arriba de la de exportaciones. ¿Por qué? Por el mayor contenido de ligeros que exigen nuestras refinerías. Un ligero cálculo mostraría que ese precio fue de 44.56 dólares por barril, correspondientes a los 42.80 presupuestales del crudo exportado.

Termino diciendo que el mercado petrolero de 2007 ubicará esta cotización del crudo consumido internamente en 17.26 dólares por barril por encima del precio presupuestal. Y con ello, el precio presupuestal general de 43.76 dólares por barril –con 54 por ciento de crudo exportado y 46 por ciento de crudo consumido internamente– resultará ser 16.95 dólares inferior al estimado para el cierre del 2007. ¿Qué significa esto? Que pese al lamentable decaimiento de Cantarell, la renta petrolera de este año no será de 43 mil millones de dólares (incluso dejándole a Pemex su mismo costo del año anterior). Será levemente superior a los 63 mil millones de dólares, ni más ni menos que 20 mil millones de dólares más.

Una vez más digo algo que debo decir. Nunca antes, gobierno alguno recibió tanto dinero por concepto de renta petrolera. Nunca. Y entonces… ¿por qué sucede lo que sucede? Ya no sólo digo Pidiregas, sino el lamentable y doloroso accidente en la Sonda de Campeche. ¿Por qué?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si somos tan ricos, ¿por qué somos tan pobres?

mafalda dijo...

....

Hola Erat:

Estoy al pendiente de tus letras....

En esta ocasión solo dejo saludos.

Mafalda